Las externalidades y la vivienda

9 noviembre, 2007

Las externalidades o costes externos son fallos que habitualmente se producen en el mercado y a los que los diferentes gobiernos, si es que de verdad quisieran perseguir el bien común y defender el interés general como proclaman, deberían prestar particular importancia al objeto de subsanarlas cuanto antes. En el plano individual, se suelen identificar las externalidades con la influencia que las acciones de una persona determinada provocan sobre el bienestar de otra.

Éstas pueden ser positivas o negativas. Las externalidades positivas son aquellas que afectan favorablemente a terceros, como ocurre con la instalación de un sistema WIFI para la conexión a internet, ya que genera una externalidad positiva al facilitarnos a los vecinos la conexión gratis. Se dice que otras externalidades son negativas cuando afectan desfavorablemente a los demás, como ocurre cuando fumamos en espacios públicos, afectando a quienes no fuman. Las externalidades conocen también otra serie de dimensiones como son la económica, la social y la ambiental, siendo la construcción de infraestructuras y la edificación la actividad que mayor número de externalidades negativas de todo tipo produce.

Lee el resto de esta entrada »


España no va bien, Euskadi tampoco

23 diciembre, 2006

Ni podrían hacerlo ambos países aunque quisieran, porque se han endeudado por encima de sus posibilidades en base al ladrillo. La prueba palpable es que se necesita recurrir al préstamo y absorber el 80% del Crédito Interbancario europeo. En medio de todo, los medios de comunicación, después de pasarse años irresponsablemente cantando la canción del 17% de subida del precio de la vivienda, nos piden ahora cautela. Ahora que ya es tarde. Ahora que ven que no pueden controlar la situación debido a la gran deuda hipotecaria de consecuencias incalculables, que hemos contraído y que nos hacen ver las orejas al lobo.

Ahora es cuando empiezan a preparar el terreno diciendo que si el sector inmobiliario ha tocado techo y que ya no es posible ver más subidas…Ahora que tantas familias se endeudado hasta la saciedad. ¡Naturalmente, muchas de ellas para especular y trabajar con dinero negro! ¡Éstas no me dan ninguna pena! La pena me la dan las que necesitaban una vivienda de verdad y se han tenido que meter en la compra de ella, endeudándose para toda una vida y parte de la de sus hijos. ¡Un bien que se dice que es de primera necesidad! Sin duda que las empresas inmobiliarias son las grandes culpables.

Lee el resto de esta entrada »