El control oligopólico de las tecnologías

21 octubre, 2008

Una pregunta clave: ¿Si queremos que nuestro mundo progrese tanto económica como social y ambientalmente, porqué no incorporamos en nuestras vidas aquellas tecnologías alternativas que son mejores y más apropiadas?. Son tecnologías que ya existen pero que no las dejan crecer como debieran hacerlo ya que, además, son las que podrían permitirnos alcanzar un futuro sostenible donde todos viviéramos más felices. Por consiguiente, ésta es una pregunta que muchos nos hemos hecho y seguiremos haciéndonos porque no es fácil de entender porqué no se aplican aquellas tecnologías que más contribuirían a dotarnos de un mejor futuro.

Lee el resto de esta entrada »


Nos siguen tomando el pelo

31 mayo, 2007

En Nairobi, los pocos acuerdos que se lograron fueron también como hacer un brindis al sol. Es cierto que se llegó al compromiso de comenzar, en el año 2008, las negociaciones sobre las emisiones post Kyoto de GEIs -gases de efecto invernadero que incluye el CO2, CH4 (metano), etc- pero ello se hizo sin establecer ninguna fecha límite en la que deberían quedar concluidas estas conversaciones y, a pesar de que existía ya el acuerdo de que, en un futuro próximo, las emisiones tendrían que reducirse en un 50%. Sorprendentemente, y tal como lo exigía el guión oficial, se acordó también que constara que, durante el transcurso de esta conferencia, el Protocolo había sido revisado.

Lee el resto de esta entrada »


La esperanza no es algo gratuito

22 marzo, 2007

Casi todos los días surgen nuevas evidencias acerca de que ese progreso que tanto cacareamos no es algo que pueda darse por sentado y que, probablemente, un nuevo siglo de oscurantismo esté al acecho de nosotros y lo sea, muchos más, de nuestros hijos y nietos. Como no quiero que ningún rentista del sistema me acuse gratuitamente de catastrofista y así se vuelva impune para poder seguir cometiendo sus desmanes, sería necesario comprender lo extraordinario y sin precedentes que resultan los privilegios que disfrutamos en nuestro mundo desarrollado y que una gran mayoría de la población mundial carece. Si alguien de nosotros volviera a nacer hoy, podría esperar vivir diez o quince años más que una persona nacida en los años 1970, 25 a 30 años más que una persona nacida en el siglo XIX, y hasta 45 años más que sus antepasados medievales y, al menos, 55-60 años más que nuestros precursores vascos, los “cromagnones” de la Edad de Piedra.

Lee el resto de esta entrada »