Tomas Moro y los rentistas del sistema (y III)

3 octubre, 2010

La Academia siempre ha sido bastante más conservadora de lo que aparenta ser. Sobre todo en tiempos de crisis profunda, cuando los cambios de modelo se revelan como la única salida a crisis, es cuando la Academia se vuelve mucho más reaccionaria y retrograda. Ensimismada y cobarde, se encierra en su propio mundo que lentamente se ha ido transformando en un fin en si mismo, convirtiéndose así en un freno para el obligado cambio de modelo económico.

Lee el resto de esta entrada »


Tomas Moro y los rentistas del sistema (II)

29 septiembre, 2010

Por si fuera poco, en tiempos de Thomas More, la incompetencia y la mediocridad que caracterizaban a los monarcas y los príncipes de sus época producía unos efectos tan nefastos y desastrosos en el gobierno de sus reinos que hasta los más tranquilos y confiados vasallos comenzaban a mostrarse temerosos de su suerte.

Lee el resto de esta entrada »


Tomas Moro y los rentistas del sistema (I)

26 septiembre, 2010

Thomas More —también conocido como Tomás Moro— supo identificar con claridad que la humanidad se encontraba al final de una era. Quizás mejor que cualquier otro pensador de su época, era muy consciente del freno que suponían los rentistas del sistema para la aplicación de aquellas medidas que les permitieran salir de la grave crisis en la que se encontraban. More también conoció el impás o inmovilismo político, social e ideológico en el que se encontraban todos los gobiernos de los diferentes reinos que conformaban la Europa cristiana de finales del siglo XV.

Lee el resto de esta entrada »


Acerca de los rentistas del sistema que impiden los cambios para salir de la crisis (y III)

28 enero, 2009

La coyuntura actual tiene numerosos parecidos con la que conoció Thomas More, a finales del siglo XV. El letrado inglés también conoció un mundo en crisis, sujeto a profundas transformaciones y sin embargo, fue un modelo de cómo huir del fatalismo y del determinismo histórico, poniendo toda su esperanza en la urgente necesidad de alcanzar un nuevo humanismo en base a la voluntad y a la razón. La Universidad, la de hoy como la de ayer, vivía anclada en sus compartimentos estanco llenos de retórica. Vivía inmersa en sus clásicos, en sus asignaturas y en sus disciplinas. Sin embargo, para More, en la vida apenas existían las asignaturas. Lo que había eran problemas y muy grandes y complejos, por cierto.

Lee el resto de esta entrada »


Acerca de los rentistas del sistema que impiden los cambios para salir de la crisis (II)

25 enero, 2009

El surgimiento de una economía-mundo  se produjo sobre todo a partir del descubrimiento de esa nueva frontera que representaba el continente americano para los europeos. En Europa, gracias al desarrollo del comercio, se había producido la aparición de una nueva y pujante clase social compuesta por ricos comerciantes. Sin embargo, con el desarrollo del comercio también se había desarrollado la corrupción. En todos los reinos de Europa, la corrupción se había convertido una lacra social que, de manera generalizada, se había extendido entre los nobles y demás mandatarios políticos y las autoridades eclesiásticas de finales de la Edad Media.

Lee el resto de esta entrada »


Acerca de los rentistas del sistema que impiden los cambios para salir de la crisis (I)

21 enero, 2009

Thomas More —también conocido como Tomás Moro— supo identificar con claridad que la humanidad se encontraba al final de una era. Mejor quizás que cualquier otro pensador de su época, era muy consciente del freno que suponían los rentistas del sistema para la aplicación de aquellas medidas que les permitieran salir de la grave crisis en la que se encontraban. More también conoció el impás o inmovilismo político, social e ideológico en el que se encontraban todos los gobiernos de los diferentes reinos que conformaban la Europa cristiana de finales del siglo XV.

Por aquel tiempo, asistían al final de una época —la Edad Media— y se enfrentaban al comienzo de otra —la Edad Moderna— que se les presentaba como un libro cuyas páginas estuvieran en blanco. Para More resultaba apasionante —y comprometedor a la vez— participar en los debates que se celebraban entre los pensadores de su círculo de amigos íntimos, entre los que se encontraba también Erasmus de Rotterdam. Las discusiones a las que se veían sometidos intentaban escrudiñar, entre todos los escenarios futuros posibles, un futuro desde donde surgiera un nuevo mundo que pudiera hacer feliz a la humanidad entera. Ese mundo sería conocido como la isla ‘Utopía’. Un valor que tendremos que recuperar todos cuanto antes.

Lee el resto de esta entrada »