Los límites de la economía

2 julio, 2008

El mercado no puede seguir siendo el centro de la economía y, si éste quiere perpetuarse, no tendrá más remedio que supeditarse a las leyes físicas de la naturaleza. En un mundo limitado como el nuestro, desde la ciencia se sostiene que deberíamos prestar una atención especial a las leyes de la Termodinámica, deberíamos buscar la consecución de la sostenibilidad, es decir, el equilibrio entre el uso que el sistema económico hace de los recursos naturales y la posibilidad de regeneración de los mismos. Si queremos sobrevivir a nuestro fatal destino al que nos conduce nuestra esclavitud y supeditación al lucro y a la usura, la economía deberá incorporar aquellas nociones biofísicas centradas, fundamentalmente, en principios energéticos que son los que, verdaderamente, explicarán nuestra viabilidad económica. En otras palabras, deberá ser sostenible.

Lee el resto de esta entrada »


Las basuras como recursos

14 diciembre, 2007

Lo que también significa que tenemos que ir mucho más lejos que lo que propone el mero reciclaje de las basuras para incorporar la reformación y la reutilización cuando sea posible y, cuando no lo sea, para poder convertir las basuras en abono, tierra vegetal y alimentos. No son tiempos para andar con bromas. Está muy bien que cuando avisamos sobre la amenaza que representa el cambio climático para los seres vivos siempre añadamos la coletilla esa de que estamos a tiempo de evitar la catástrofe. Ya sé que eso es lo políticamente correcto pero…vistas las actuaciones de los países desarrollados como el nuestro…creo que cada vez lo tenemos más difícil.

Lee el resto de esta entrada »


China, China, China

27 marzo, 2006

Y la verdad es que cuando hablamos de este país del este asiático sería mejor recordar que hablar de China es hablar de mucha, mucha China. Sus casi 1.300 millones de habitantes involucrados en este proceso de globalización constituyen el chollo de nuestras economías. Esta fuerza de trabajo domesticada por el sistema dictatorial que gobierna al país no tiene el mínimo “chance” a discrepar pues tiene prohibido el derecho a libre asociación. Así, se emplea a los trabajadores manuales por un bajo salario, no superior a 0,25 €/hora, y muchas veces trabajando a razón de 60 horas semanales, según se deduce de un estudio de la OIT.

Lee el resto de esta entrada »