La soledad solidaria

11 julio, 2008

Damos muy fácilmente por hecho que nuestros hijos, cuando son niños y hasta cuando son jóvenes adultos, acostumbran a vivir en el seno de las familias donde se les educa enseñándoles a compartir el cariño, el esfuerzo, la ayuda mutua y la solidaridad. Por otro lado, y de manera totalmente gratuita, pensamos que a ningún hijo le gustaría ver envejecer a sus padres pasando penurias físicas y económicas, sobre todo si se le ha educado en la generosidad y en la solidaridad y se da el caso que ambas virtudes las ha asumido como valores propios. ¿Es eso cierto o tan sólo es producto de nuestros deseos?. Ésta es una cuestión de las que más nos deberíamos preocupar cuando estamos educando a nuestros hijos. ¿El sistema de valores sobre el que basamos la educación de nuestros hijos plantea que la generosidad es una virtud primordial?. ¿Con el ejemplo que les damos como padres, pensamos que se están fortaleciendo los vínculos intergeneracionales?.

Lee el resto de esta entrada »