La soledad solidaria

11 julio, 2008

Damos muy fácilmente por hecho que nuestros hijos, cuando son niños y hasta cuando son jóvenes adultos, acostumbran a vivir en el seno de las familias donde se les educa enseñándoles a compartir el cariño, el esfuerzo, la ayuda mutua y la solidaridad. Por otro lado, y de manera totalmente gratuita, pensamos que a ningún hijo le gustaría ver envejecer a sus padres pasando penurias físicas y económicas, sobre todo si se le ha educado en la generosidad y en la solidaridad y se da el caso que ambas virtudes las ha asumido como valores propios. ¿Es eso cierto o tan sólo es producto de nuestros deseos?. Ésta es una cuestión de las que más nos deberíamos preocupar cuando estamos educando a nuestros hijos. ¿El sistema de valores sobre el que basamos la educación de nuestros hijos plantea que la generosidad es una virtud primordial?. ¿Con el ejemplo que les damos como padres, pensamos que se están fortaleciendo los vínculos intergeneracionales?.

Lee el resto de esta entrada »


Peces que ignoran que viven en el agua

22 agosto, 2007

Existen muchas empresas que todavía no saben que sus actividades contribuyen mucho a la sostenibilidad del planeta. Entre algunas de ellas, citaré tan sólo a las empresas que utilizan la chatarra como materia prima para producir aceros y derivados. Estas empresas, aunque son peces, ignoran que el medio natural en el que viven es el agua. Gracias a ellas es posible mejorar la productividad de los recursos, condición necesaria, aunque no suficiente, para conseguir el desarrollo sostenible.

Lee el resto de esta entrada »


El ejemplo de Suecia

21 mayo, 2006

Las respuestas tanto de Euskadi como de España al Cambio Climático están siendo muy tibias. La prueba de fuego reside en nuestras emisiones de CO2 que, año a año, siguen aumentando y, aunque presumo que ponemos buena voluntad, siento que apenas nos movemos hacia la Sostenibilidad. Es cierto que utilizamos el concepto sostenible cada vez más pero sólo son gestos. Sin una fiscalidad sostenible y un freno a las políticas insostenibles en curso, muchas de nuestras palabras pueden quedar huecas ya que, en la práctica, contamos con pocas políticas que de verdad sean eficaces.

Lee el resto de esta entrada »


La grave magnitud del problema

20 abril, 2006

Poco a poco, los albores del siglo XXI nos van haciendo despertar de un sueño que todos nosotros habíamos disfrutado y que pensábamos que sería para siempre. Pensábamos que contábamos con un recurso ilimitado y barato como era la energía. Pensábamos que nuestro Planeta sería capaz de suministrarnos todos los recursos que necesitáramos a lo largo de los siglos y que los ecosistemas que sustentan la vida en la Tierra, a pesar de los residuos, vertidos y emisiones contaminantes debidas a nuestras actividades, eran capaces de auto-regenerarse por sí solos. El hombre era el centro de la creación y la naturaleza y todo lo que representa estaban a nuestro entero servicio para satisfacer nuestras necesidades de progreso y de bienestar.

Pero no sólo fue un sueño nuestro, también lo fue para nuestros padres y nuestros abuelos. El grave problema que tenemos nosotros ahora es qué hacer cuando sabemos que ése ya no será un sueño para nuestros hijos y quizás se convierta en una pesadilla para nuestros nietos.

Lee el resto de esta entrada »