Las baterías de ión-aluminio: una innovación que dará prioridad al uso de las renovables en la red eléctrica

13 abril, 2015

Investigadores de la Universidad de Stanford han creado una batería recargable, de carga rápida y de larga duración, y que es mucho más barata de producir que las baterías de ión-litio. Sus inventores afirman que este prototipo podría sustituir muchas de las baterías de iones de litio y alcalinas que, hoy en día, alimentan nuestros equipos de IT. Lo mismo podríamos decir de las baterías de millones de dispositivos portátiles, de las baterías de los coches eléctricos y de las baterías de almacenamiento de energía eléctrica. La revolución en la red eléctrica se avecina y con ella, un cambio radical en el mix de las energías primarias en los próximos 10-15 años que potenciará el auge de las energías renovables.

Lee el resto de esta entrada »


El desarrollo masivo del coche eléctrico en China

9 mayo, 2010

La escena de la firma del acuerdo de colaboración entre la compañía californiana Better Place y el mayor productor y exportador chino de vehículos Chery Automobile Co se desarrolló en el Nuevo Centro Internacional Chino de Exposiciones, con ocasión del Salón del Automóvil, ‘Auto China 2010’ que se celebró recientemente entre los días 23 de abril y 2 de mayo. De este modo, Better Place dio su primer paso para instalar su modelo de desarrollo del coche eléctrico en el mercado de automoción más grande del mundo.

Lee el resto de esta entrada »


Las renovables revolucionan la red eléctrica (y IV)

6 mayo, 2009

Si bien las cargas que supone el uso de los diferentes aparatos eléctricos han sido, tradicionalmente, consideradas como datos muy variables e, incluso, imposibles de prever, ya no podemos seguir diciendo lo mismo. En efecto, si consideramos un ciclo de todo un día, 24 horas, la carga global de millones de maquinarias y aparatos vinculados a la red eléctrica es mucho más predecible y, por tanto, más fácil de prever.

La ley de los grandes números y las características de la interconexión a la red eléctrica ayudan a establecer mejor la carga y el perfil de la demanda —de manera mucho más fácil y precisa en el caso de contar con redes eléctricas inteligentes— y, con ello, se contribuye a que sea más viable la gestión de la oferta, incluso cuando el porcentaje de las energías renovables supere el 50%.

Lee el resto de esta entrada »


Las renovables revolucionan la red eléctrica (III)

3 mayo, 2009

Cuando de produce un aumento inesperado de la demanda o una pérdida casual de la oferta de electricidad —por ejemplo, por causa de la avería en un generador— la red se reequilibra siguiendo un procedimiento que ocupa varias fases. Así pues, el control frecuencia-potencia se organiza en tres niveles: regulación primaria, regulación secundaria y regulación terciaria. Cada uno de estos niveles opera con un margen de tiempo determinado e involucra a unas zonas, más o menos amplias, del sistema eléctrico total.

En una primera fase, en el nivel de la regulación primaria, se solucionan las deficiencias ocasionadas por el fallo de un generador aprovechando la pequeña cantidad de energía adicional con que cuentan cada una de las restantes unidades de generación eléctrica de la red. Es el control más rápido y opera con un margen de tiempo que oscila entre los 2 y 20 segundos. Actúa de forma local en cada generador síncrono, atendiendo a la velocidad de giro del eje. La rapidez con que se aplica este control viene limitada por la propia inercia de los generadores eléctricos.

Lee el resto de esta entrada »


Las renovables revolucionan la red eléctrica (II)

29 abril, 2009

En Estados Unidos, según el informe que publica la Fundación Edison, ‘Transforming America’s Power Industry‘, la mayor contribución adicional de las energías renovables procederá de la combustión de productos residuales de la biomasa derivados del aumento de la producción de etanol para satisfacer los ambiciosos objetivos del Gobierno federal. El otro gran aporte provendrá de la energía eólica. También señala erróneamente el informe que la energía solar podría aportar una contribución marginal durante el periodo 2007-2030 debido a sus elevados costes.

Podríamos decir que el informe peca de ser excesivamente negativo con respecto a la energía solar —no tiene en cuenta nuevas tecnologías, innovaciones y desarrollos y por tanto, la prospectiva que elabora, además de ser de mínimos es errónea— y se entiende que sea así puesto que su elaboración se realizó durante la época de Bush que, como bien sabemos, su gobierno era fundamentalmente partidario de los hidrocarburos fósiles. Al igual que muchos ‘tontos útiles’ que se oponen a las renovables y a las redes eléctricas inteligentes sin saber que, además de hacer con ello el juego a las petroleras y a muchas compañías eléctricas y gasistas, están actuando en contra de la lucha contra el Cambio Climático.

Lee el resto de esta entrada »


Las renovables revolucionan la red eléctrica (I)

26 abril, 2009

Tanto el crecimiento esperado de los consumos de energía eléctrica como el propio plan de la administración estadounidense —donde ya se confía fuertemente en la generación eléctrica a partir de las fuentes de energía renovables— pronosticaban un significativo deterioro de la ya sobrecargada red eléctrica de Estados Unidos. Cada vez quedaba más claro que las tecnologías sobre las que se apoyan las redes eléctricas inteligentes  serían una parte muy importante de las soluciones.

Así pues, algo que resultaba del todo evidente era que, si se mantenían las redes eléctricas tal como estaban, el objetivo de satisfacer esta demanda creciente de electricidad en base a las energía renovables hubiera sido algo imposible. Por ello, la Administración Obama ha decidido acometer la tarea revolucionaria de mejorar significativamente las redes eléctricas tanto en extensión como en sus niveles de control y prestaciones. La era de las redes eléctricas inteligentes o ‘smart grids’ ha comenzado.

Lee el resto de esta entrada »


La recuperación económica demanda que las redes eléctricas sean inteligentes (I)

18 marzo, 2009

Cuando el presidente Obama firmó la ley que posibilitó la puesta en marcha del plan de estímulo económico, abrió la puerta a una masiva inyección de capital para lograr nuevas formas de energía limpia. De igual modo, colocó también a la economía estadounidense en la línea de reducir la dependencia que Estados Unidos tiene del petróleo que importa y, a su vez, de luchar contra el Cambio Climático. La difusión de aquellas tecnologías que más ayudan a reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero es otro de los principales objetivos del plan.

De todas las numerosas iniciativas que se financiarán mediante el plan aprobado, ninguna de ellas podría tener un mayor impacto —en términos de obtener el máximo beneficio con el mínimo gasto— que la de convertir en redes inteligentes o ‘smart grids’ las redes eléctricas construidas durante los años 1960. Aquellos que persiguen una mejor conservación de la energía siempre han solido manifestar —con mucha razón—  que la forma más barata o económica  de obtener más energía es aprovechando aquella energía que se utiliza ineficientemente o que ahora se está perdiendo. Pues bien, las redes eléctricas actuales de la mayoría de los países pierden tanta energía que aunque se quiera seguir ocultándolo resulta ya un derroche exagerado.
Lee el resto de esta entrada »