Prospectiva sobre el Alzheimer (XVII)

3 marzo, 2013

Para adaptarnos sin traumas, y a tiempo, al nuevo paradigma emergente del Alzheimer y donde de verdad se hiciera frente al azote de esta enfermedad, haría falta dotarnos de una estrategia rupturista y anticipativa y dejar de vivir en el corto plazo, como acostumbramos.

Lee el resto de esta entrada »


Prospectiva sobre el Alzheimer (XVI)

1 febrero, 2013

Toda prospectiva seria y rigurosa que se haga sobre la enfermedad de Alzheimer, si queremos que sea útil, requiere hacerse las buenas preguntas. Nunca daremos con las soluciones correctas si previamente no somos capaces de hacernos las buenas preguntas. Por ello, resulta también pertinente hacernos la siguiente pregunta: ¿Sería posible hacer frente al gran reto que nos presenta el progresivo envejecimiento de la población, asociado al creciente número de casos de Alzheimer entre las personas mayores, sin contar con un amplia red de voluntariado social para el apoyo a las familias e instituciones de acogida y cuidados a los enfermos?.

Lee el resto de esta entrada »


Prospectiva sobre el Alzheimer (XV)

30 enero, 2013

Se suele decir que cuando se produce la necesidad de una mutación o cambio estructural en un determinado sistema socioeconómico y este cambio no lo realizamos, es cuando verdaderamente entramos en crisis.

Lee el resto de esta entrada »


¿Qué clase de economía queremos para el futuro?

16 julio, 2010

La prosperidad equivale a vivir feliz y estar en paz, sabiendo que se tiene todo lo necesario para poder realizarse y/o para triunfar en la vida. Se supone que el crecimiento económico conlleva la creación de una mayor prosperidad. También se supone que, a medida que los ingresos son más altos, deberían mejorar las posibilidades para que cada uno lograra realizarse, disfrutando de una vida más confortable, más rica y opulenta y, en definitiva, adquiriendo un mayor nivel de bienestar y una mejor calidad de vida. Eso es al menos lo que la sabiduría popular nos dice pero ésta a veces se equivoca porque las cosas ya no van a poder seguir siendo igual.

Lee el resto de esta entrada »


Los riesgos crecientes de una guerra nuclear

18 diciembre, 2008

Los seres humanos solemos cometer el error de confiarnos demasiado en la persistencia y dominación de nuestras virtudes sobre nuestros vicios. Cuando las cosas funcionan bien, nos creemos que aplicando las mismas recetas del pasado conseguiremos siempre, en cualquier eventualidad que se nos presente, superar todas las dificultades. Sin embargo, ese comportamiento, más que nada, es una grave fuente de errores. Hoy en día, a finales de 2008, la situación de la paz mundial puede estar más débil que nunca. Mucho más que cuando vivíamos en plena guerra fría. Entonces no estábamos padeciendo la tremenda recesión económica que estamos padeciendo ahora.

Nos olvidamos que en la vida, constantemente, se producen variaciones y mutaciones en el entorno que nos deberían obligar a modificar las reglas de juego, pero, por desgracia, descasamos demasiado en las inercias del pasado y, así, nos sorprenden, habitualmente, los fallos en el funcionamiento del sistema, sin que escarmentemos como deberíamos. En nuestros días, hemos superado la fase de la guerra fría y nos creemos que los peligros de una guerra nuclear, máxime después de los acuerdos ‘Strategic Arms Limitation Talks’ de hace más de treinta años, Salt-I y Salt-II, son menores que en el pasado. La realidad es bien distinta.

Lee el resto de esta entrada »


La increíble impunidad de la avaricia

25 noviembre, 2008

Durante las últimas décadas, y al amparo de la mundialización y/o globalización creciente de la economía, la sociedad mundial ha podido conocer un alto desarrollo de sus niveles de riqueza. Sin embargo, lo que no se suele decir es que esa riqueza se ha ido concentrando, cada vez más, en unas pocas manos y, actualmente, amenaza con destruir a las clases medias, gracias a las injustas ayudas que el sector bancario está recibiendo de los poderes públicos, a cargo del contribuyente. Hoy en día, el 1% de la población de Estados Unidos posee el 30% de su riqueza, frente al 20% que poseía hace tan sólo ocho años, cuando Bush comenzaba su primer mandato. De este modo, se comprueba que el rico se hace más rico a expensas del resto, gracias a las políticas neoliberales de la ‘derecha’. Lo malo es que esto haya estado ocurriendo también en países donde, supuestamente, gobierna la ‘izquierda’ como en España.

La avaricia triunfa en nuestro mundo porque los enfermos codiciosos tienen los dados trucados cuando juegan en ese ‘gran casino’ que representa nuestro sistema financiero. Cuando las cosas van bien, los beneficios son para ellos y cuando van mal, somos el resto, los que con nuestro dinero, debemos acudir al rescate de sus quiebras para pagar sus deudas. Lo más grave de todo es que los gobiernos les ayuden, sin nacionalizar las entidades financieras que están a punto de quebrar. También resulta muy grave que lo hagan a costa de empobrecernos al resto y encima, mientan como bellacos cuando afirman que las ayudas destinadas a la banca y a las cajas de ahorros no les costará nada a los ciudadanos. Estas cínicas opiniones de los políticos y otras parecidas que dicen y hacen, me predisponen a pensar que, o bien los políticos están en nómina de alguna institución financiera que otra, o bien piensan estarlo en el futuro.

Lee el resto de esta entrada »


Una flor de loto entre nenúfares de codicia

20 noviembre, 2008

Aunque parezca mentira, por lo absurdo e irracional que es, las inmobiliarias defendieron, hasta el último momento, el principio de que los precios de las viviendas siempre irían para arriba. Consideraban, igualmente, que nunca habría razones para no poder vender una casa por un precio más caro de lo que al vendedor le había costado. La avaricia era tan ciega que muchísima gente se lo creyó y compró casas para especular. Incluso lo creyeron hasta los alcaldes y ediles municipales, los promotores, los dirigentes de los bancos y cajas de ahorro y hasta algún que otro corrupto político y responsable, a su vez, del área económica.

Pero pronto se caerían todos del burro, pues cuando empezaron a producirse ciertos problemas con las ventas de pisos, y el ritmo de construcción resultó muy superior al de las ventas, aunque estuvieran cegados por la codicia, es cuando comenzaron a darse cuenta de que los problemas que se les venían encima, eran extremadamente graves. Una vez más, los nenúfares de la codicia no lograrían impedir que surgiera del fondo cenagoso de la podredumbre financiera, la flor de loto liberalizadora de las miserias y vicios de los mortales.

Lee el resto de esta entrada »