Israel apuesta en serio por la edificación sostenible

24 marzo, 2010

Ya han transcurrido casi cinco años desde que se aprobaron en Israel las normas de edificación sostenible. Poco a poco, los beneficios tanto ambientales como sociales y económicos que se están obteniendo como consecuencia de apostar por la edificación sostenible comienzan a dar frutos y se empieza a ser cada vez más exigente, al considerar a estas normas de edificación sostenible un punto de partida que necesita mejorarse día a día. Una mayor concienciación ciudadana, los avances de la ciencia y la tecnología, la progresista legislación en materia de edificación sostenible y el firme apoyo de la administración pública lo permiten cada vez más.

Lee el resto de esta entrada »


El cambio climático y los países pobres (y II)

25 septiembre, 2008

En lo referente al sector público, dentro de lo que se conoce como fiscalidad sostenible, los gobiernos de algunos países ricos o desarrollados están creando nuevos impuestos o tasas, con el objetivo de utilizar sus ingresos para financiar programas que persiguen tanto la reducción de la pobreza como la adaptación al Cambio Climático, a nivel mundial. Francia, por ejemplo, ha establecido una tasa sobre los vuelos internacionales —varíable entre uno y cuarenta euros por asiento, según los casos— que pretende utilizar para la lucha contra el sida, en África.

Lee el resto de esta entrada »


El cambio climático y los países pobres (I)

23 septiembre, 2008

En vista de que la mayoría de los países desarrollados —como son todos los de mi entorno— no se tomaron, nada en serio, eso de la lucha contra el Cambio Climático, el resultado no podía ser de otra manera. Ahora, empezamos a ser conscientes de que todos los millones de toneladas de gases de efecto invernadero —GEIs— que hemos estado emitiendo —y seguimos emitiendo— a la atmósfera mantendrán, durante siglos, sus efectos sobre el calentamiento global. Podrá parecer muy duro el reconocerlo pero es lo real, es lo que hay.

Tenemos que reconocer que los seres humanos en nuestra hipócrita lucha contra el Cambio Climático —como no podía ser de otro modo— hemos fracasado. Somos una raza estúpida y autodestructiva y que, por nuestra avaricia, insensatez y cortoplacismo, lo que algunos más temíamos, ya se está produciendo. Además, lo hace de manera irreversible y con consecuencias muy graves, en especial, para los países pobres.

Lee el resto de esta entrada »