El cambio climático y los países pobres (y II)

25 septiembre, 2008

En lo referente al sector público, dentro de lo que se conoce como fiscalidad sostenible, los gobiernos de algunos países ricos o desarrollados están creando nuevos impuestos o tasas, con el objetivo de utilizar sus ingresos para financiar programas que persiguen tanto la reducción de la pobreza como la adaptación al Cambio Climático, a nivel mundial. Francia, por ejemplo, ha establecido una tasa sobre los vuelos internacionales —varíable entre uno y cuarenta euros por asiento, según los casos— que pretende utilizar para la lucha contra el sida, en África.

Lee el resto de esta entrada »


El cambio climático y los países pobres (I)

23 septiembre, 2008

En vista de que la mayoría de los países desarrollados —como son todos los de mi entorno— no se tomaron, nada en serio, eso de la lucha contra el Cambio Climático, el resultado no podía ser de otra manera. Ahora, empezamos a ser conscientes de que todos los millones de toneladas de gases de efecto invernadero —GEIs— que hemos estado emitiendo —y seguimos emitiendo— a la atmósfera mantendrán, durante siglos, sus efectos sobre el calentamiento global. Podrá parecer muy duro el reconocerlo pero es lo real, es lo que hay.

Tenemos que reconocer que los seres humanos en nuestra hipócrita lucha contra el Cambio Climático —como no podía ser de otro modo— hemos fracasado. Somos una raza estúpida y autodestructiva y que, por nuestra avaricia, insensatez y cortoplacismo, lo que algunos más temíamos, ya se está produciendo. Además, lo hace de manera irreversible y con consecuencias muy graves, en especial, para los países pobres.

Lee el resto de esta entrada »


La soledad solidaria

11 julio, 2008

Damos muy fácilmente por hecho que nuestros hijos, cuando son niños y hasta cuando son jóvenes adultos, acostumbran a vivir en el seno de las familias donde se les educa enseñándoles a compartir el cariño, el esfuerzo, la ayuda mutua y la solidaridad. Por otro lado, y de manera totalmente gratuita, pensamos que a ningún hijo le gustaría ver envejecer a sus padres pasando penurias físicas y económicas, sobre todo si se le ha educado en la generosidad y en la solidaridad y se da el caso que ambas virtudes las ha asumido como valores propios. ¿Es eso cierto o tan sólo es producto de nuestros deseos?. Ésta es una cuestión de las que más nos deberíamos preocupar cuando estamos educando a nuestros hijos. ¿El sistema de valores sobre el que basamos la educación de nuestros hijos plantea que la generosidad es una virtud primordial?. ¿Con el ejemplo que les damos como padres, pensamos que se están fortaleciendo los vínculos intergeneracionales?.

Lee el resto de esta entrada »


Los límites de la economía

2 julio, 2008

El mercado no puede seguir siendo el centro de la economía y, si éste quiere perpetuarse, no tendrá más remedio que supeditarse a las leyes físicas de la naturaleza. En un mundo limitado como el nuestro, desde la ciencia se sostiene que deberíamos prestar una atención especial a las leyes de la Termodinámica, deberíamos buscar la consecución de la sostenibilidad, es decir, el equilibrio entre el uso que el sistema económico hace de los recursos naturales y la posibilidad de regeneración de los mismos. Si queremos sobrevivir a nuestro fatal destino al que nos conduce nuestra esclavitud y supeditación al lucro y a la usura, la economía deberá incorporar aquellas nociones biofísicas centradas, fundamentalmente, en principios energéticos que son los que, verdaderamente, explicarán nuestra viabilidad económica. En otras palabras, deberá ser sostenible.

Lee el resto de esta entrada »