Una crisis que cambiará el mundo (III)

11 febrero, 2009

El futuro de la humanidad, si no se produce un cataclismo mundial que acabe con gran parte de ella, será sostenible o no será. En cualquier caso, los economistas que necesitamos para poder construir un futuro que sea sostenible deberían ser más idealistas, a la vez que más serios y rigurosos, menos prepotentes y, sobre todo, más entrópicos o capaces de ponerse en el lugar de los demás. De igual modo, deberían ser muchísimo más humildes para que, al menos, reconozcan que las teorías económicas al uso se han vuelto inservibles y empiecen a hacerse las buenas preguntas con respecto a la crisis que estamos padeciendo y sus posibles salidas. No daremos nunca con las buenas respuestas si previamente no nos hacemos las buenas preguntas.

Lee el resto de esta entrada »


Una crisis que cambiará el mundo (II)

8 febrero, 2009

Hoy en día, en las grandes empresas —y sobre todo en las instituciones financieras— la mayoría de los altos puestos de dirección son ocupados por economistas y/o expertos en finanzas que desconocen los fundamentos básicos sobre la complejidad de los sistemas donde la ética, la sociología, el medio ambiente, la ciencia y la tecnología tienen mucho que ver. Hasta hace unos meses, se agarraban a cuatro o cinco esquemas un tanto pueriles que colocaban en un pedestal divino al mercado volviéndolo un ídolo sacrosanto. Se oponían fanáticamente a la regulación de los mercados por parte de los diferentes gobiernos para colocar al lucro en el ‘santa santorum’  de ese gran tabernáculo de la avaricia y de la ambición de poder desmedido que habían construido.

Lee el resto de esta entrada »


Una crisis que cambiará el mundo (I)

4 febrero, 2009

Las teorías económicas hace tiempo que entraron en una fase de preocupante obsolescencia. Se trata de una crisis de las teorías económicas que se ha incrementado y que, a su vez, ha dejado más al descubierto la realidad de su inoperancia con el agravamiento de la actual recesión económica, a nivel mundial. Ni tan siquiera los más galardonados premios Nobel de Economía, salvo Joseph Stiglitz, se nos muestran capaces de dar con alguna posible salida a la crisis. Sin embargo, cada vez somos más los que pensamos que la crisis económica que estamos padeciendo será una gran purga para la especulación y para la avaricia que cambiará profundamente el mundo, tal como hoy lo conocemos.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando la economía nos miente

7 octubre, 2008

La economía se ha convertido en una gran mentira donde todo puede parecer verdad y, al mismo tiempo, dejar de serlo porque una gran parte de ella sólo es ficción. Es producto de la especulación, de la economía financiera que estafa y engaña y que se desarrolló con el apoyo cómplice de gobiernos, bancos centrales, instituciones de control del sector financiero y del mercado de valores y, obviamente, con la negligente y sospechosa actuación de las agencias de rating y de los bancos y cajas de ahorro. Actualmente, con los primeros impactos de la crisis, se ha deteriorado tanto la economía que hasta los actores que intervienen en el mundo de las finanzas, ya se comportan como tahures acostumbrados más a mentir y a engañar que a otra cosa, con tal de salir airosos de la debacle que se nos viene encima.

Así, hoy en día, ningún banco se fía de otro. Más bien está a la espera de que quiebre un banco o una caja de ahorros, para absorberlo a precio de ganga, o para comprar sus activos por una miseria de euros. Ni tan siquiera los mercados bursátiles se fían de sus gobernantes. Sin embargo, los que más pueden perder relativamente somos todos los que dejamos nuestros ahorros en depósitos de dinero en los bancos y cajas de ahorro, confiando en el sector bancario. Vaya burla que resulta oír hablar sobre la buena salud del sector financiero y, al mismo tiempo, observar que el gobierno español se resiste a avalar la totalidad de los depósitos como han hecho otros gobiernos. Se podrá decir más alto pero mentir y engañar más, no creo.

Lee el resto de esta entrada »