Ciudades que se preparan para recibir a los coches eléctricos

21 febrero, 2010

En ciudades como San Francisco y San Diego, California. En Portland, Oregon. En Honolulu, en Toronto, en Sidney, en París y en muchas otras ciudades de Israel y Dinamarca como Tel Aviv y Copenhague, una pintoresca mezcla de conciencia ecológica y de entusiasmo por la nueva tecnología parece estar conformando un renovado interés de la gente por los coches. Si bien se sabe que los coches eléctricos tienen un gran futuro en Europa, en Japón y en China, en Estados Unidos, es tan grande el entusiasmo que ya suscitan, que su éxito aparece como algo inminente.

Estados Unidos es uno de los mercados de automóviles más grandes del mundo y, en consecuencia, uno de los países mayores emisores de gases de efecto invernadero. Sin embargo, como contraste, abriendo una puerta a los nuevos tiempos que se aproximan, son varias las aglomeraciones urbanas que se disputan el ser la primera ciudad del país por donde los coches eléctricos puedan circular cómodamente y, con el tiempo, lleguen a hacerlo de manera masiva. Por supuesto, nada es gratuito y este ambicioso y noble deseo exige preparar de antemano gran parte de  las necesarias infraestructuras de servicio de recarga de las baterías de los coches eléctricos.

Lee el resto de esta entrada »


El nacimiento de una nueva era energética vendrá con el coche eléctrico

17 febrero, 2010

Frente a las falaces e interesadas declaraciones de algunas empresas eléctricas europeas —lo hacen para no gastar en nuevas inversiones en ‘smart grids’ y así mejorar el dividendo— que manifiestan que sus respectivos países están capacitados para soportar, tranquilamente, millones de coches eléctricos en las carreteras, en Estados Unidos, las empresas eléctricas son más precavidas y, más bien, piensan todo lo contrario.

Lee el resto de esta entrada »


Sin smartgrids faltaría mucha capacidad eléctrica instalada

14 febrero, 2010

En la práctica, si la batería del coche eléctrico no se ha podido recargar totalmente durante la noche tendría que ser recargada durante el día, cuando en muchos países las tarifas eléctricas pueden ser hasta cinco veces más caras en función de si se consume en horas de fuerte demanda eléctrica —horas pico— o en horas de débil demanda eléctrica —horas valle.

En Estados Unidos, por ejemplo, los precios de la electricidad varían mucho según las franjas horarias. Así, a lo largo del día, pueden pasar de representar un promedio máximo de 33 centavos de dólar por kWh —0,24 €/kWh— durante las horas pico, a un promedio mínimo de siete centavos de dólar por kWh —0,05 €/kWh— en horas valle.

Lee el resto de esta entrada »