La revolución pendiente de la longevidad

27 junio, 2008

Los seres humanos nos encontramos ante un hito histórico como es el hecho del aumento de la esperanza de vida. En lo que se refiere al largo plazo, podemos ser muy optimistas. Lo más probable es que la humanidad alcance su techo este siglo. Una esperanza de vida de 120 años es un objetivo perfectamente alcanzable y, por tanto, lo que deberíamos esperar o, más bien, procurar que ocurriera. Podremos incluso alcanzar unas sociedades donde el 70% de la población llegará a tener más de 60 años. En ese caso, los cambios y transformaciones a operar tanto organizativos como culturales, laborales y sociales en nuestras sociedades por fuerza han de ser inmensos.

Pero, en lo que se refiere al corto plazo, e incluso al medio plazo, las noticias no son buenas. En una década, el problema de las pensiones puede ir a mucho peor. Todavía no sabemos cómo podremos hacer frente a la enorme cuantía que supondrán las pensiones de jubilación en un futuro. Subrayaré ahora que, a pesar de lo que los políticos digan, el tema es muy serio y, por ahora, no tiene fácil solución. Además, en España, sabiendo el cinismo y la falta de responsabilidad que caracteriza a la casta política actual —que se muestra empecinada en los enfoques cortoplacistas de la política— si se deja que todo continúe como hasta ahora, ya podemos imaginarnos que llegará a suceder lo peor para cuando nos jubilemos.

Lee el resto de esta entrada »