Hambre, próximamente hasta en su casa

24 abril, 2008

Cada vez que, en una determinada época histórica, se ha producido una gran catástrofe, el nombre de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis ha empezado a ser zarandeado al son de los vientos que genera el rápido y estruendoso galope del hambre, la muerte, la guerra y la peste. En estas fechas en las que vivimos, el Jinete que representa el hambre se nos acerca cada vez más, para asolar nuestras tierras menos fértiles. Contrariamente a lo que se piensa, las tierras menos fértiles no son las zonas áridas sino las ciudades, ya que sus tierras fértiles de antaño se han convertido en totalmente estériles, debido a la urbanización.

Lee el resto de esta entrada »


Dinero contra elementos

12 octubre, 2007

El mercado no puede seguir siendo el centro de la economía y si éste quiere perpetuarse no tendrá más remedio que supeditarse a las leyes físicas de la naturaleza. En un mundo limitado como el nuestro desde la ciencia se sostiene que deberíamos prestar una atención especial a las leyes de la Termodinámica, deberíamos buscar la consecución de la sostenibilidad, es decir, el equilibrio entre el uso que el sistema económico hace de los recursos naturales y la posibilidad de regeneración de los mismos. Si queremos sobrevivir a nuestro fatal destino al que nos conduce nuestra esclavitud y supeditación al lucro y a la usura, la economía deberá incorporar aquellas nociones biofísicas centradas fundamentalmente en principios energéticos que son los que, verdaderamente, explicarán nuestra viabilidad económica.En otras palabras, deberá ser sostenible.

Lee el resto de esta entrada »