La deconstrucción

4 abril, 2008

Los países desarrollados hemos caído en el consumismo más absurdo y pertinaz. Tanto que, actualmente, nuestro crecimiento del PIB se basa, en gran parte, en el despilfarro que generamos. En lo que se refiere a la construcción de viviendas, el disparate de la burbuja financiera ha sido la prueba palpable de cómo en nombre de la codicia hemos construido para alojar aire. Los resultados, a nivel del Estado español, son el colmo de la estulticia, un stock de 21 millones de viviendas, de las cuales más de un tercio de ellas están vacías.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Innovar para construir de otro modo

27 marzo, 2008

Una vez, un importante y conocido empresario de la construcción nos confesó a un grupo de personas —que el azar quiso que nos sentáramos alrededor de la misma mesa redonda— que él había experimentado el paso de crisálida a mariposa. Lo hizo mientras esperábamos a que nos sirvieran los postres en la boda de la hija de un gran amigo y que, gentilmente, había invitado a mi familia. El constructor lo dijo en voz alta, y con un tono tan especial, que muchos pensamos que nos iba a confesar, habida cuenta del tono que eligió, que, por fin, había logrado salir del armario. La sorpresa, al menos para mí, fue cuando aclaró que él, una noche se había acostado siendo albañil y, al día siguiente, amaneció siendo empresario de la construcción.

Lee el resto de esta entrada »


El cáncer inmobiliario

17 marzo, 2008

Durante finales del siglo pasado, en pleno auge del neoliberalismo, el estereotipo de empresa exitosa se había ya equiparado con la obtención de elevados ratios de beneficios. Así nacieron los paradigmas empresariales de las empresas más emblemáticas. El club del éxito empresarial había nacido en clave de globalización. Sin embargo, la pertenencia a este club de exitosos era lograda mayoritariamente por las empresas innovadoras como IBM, Apple, Microsoft, etc. Con todo, dado que los máximos beneficios sólo podían ser logrados por las empresas hi-tech, las empresas menos innovadoras, como las empresas constructoras y financieras, decidieron reaccionar para lograr que sus beneficios se incrementaran también de igual medida.

Lee el resto de esta entrada »


Una ciudad de las nuestras

20 febrero, 2008

Una ciudad que representa el ejemplo de cómo mostrar al visitante una cara de acogida afable y ser, al mismo tiempo, totalmente insolidaria con el resto de las ciudades europeas en la lucha contra el cambio climático. Una ciudad donde la apariencia no es lo que, en realidad, ocurre pues vive supeditada a lo que dictan sus cajas de ahorro tan bien relacionadas con los amos del ladrillo y que demandan insaciables suelo urbano para construcción de viviendas. Una ciudad donde poco importa que sus viviendas vacías sean ya excesivas y que sus precios tan elevados resulten una estafa para la inmensa mayoría de la población. Una ciudad donde la codicia de unos pocos gobierna sus destinos. Una ciudad que, cada día que pasa, emite más emisiones de CO2 a la atmósfera sin preocuparle las consecuencias lo más mínimo. En definitiva, una ciudad de las nuestras.

Lee el resto de esta entrada »


La supresión natural de los avaros

22 enero, 2008

Todo lo que sube baja y, así, a los avaros rentistas del sistema les ha pasado lo que a las gallinas que sufren cómo las situadas arriba les defecan encima, cuando duermen en el gallinero. Las posiciones de las gallinas en el gallinero varían de una noche a otra. Unas noches unas gallinas están arriba y otras están abajo. De este modo, las humillaciones se reparten. Las que defecan sobre las que están abajo, otras veces, se ven obligadas a dormir abajo y sufrir iguales consecuencias. En el mundo de los humanos, menos racionales de lo que alardeamos, las cosas suelen pasar de manera parecida.

Como ejemplo tenemos los acontecimientos que, poco a poco, se están desatando en los mercados mundiales. Estos hechos, tan anunciados como graves, nos están indicando que la burbuja especulativa relacionada con los mercados financieros, crediticios e inmobiliarios ha comenzado a hacer ‘crash’. Es cierto, que, en los últimos años, la economía mundial ha tenido unos muy buenos resultados pero también es cierto que éstos han llegado a su fin. Algunos dicen que se debe al cambio de ciclo. Yo sostengo que, sobre todo, esta vez se debe al cambio de era que nos aguarda y que exige unas nuevas reglas de juego donde la apuesta por el desarrollo sostenible sea eficaz y comprometida.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando la economía juega a la ruleta

6 mayo, 2007

Es muy conocido el hecho de que cuando se produce una crisis hipotecaria y que, a su vez, origina una grave crisis inmobiliaria, las entidades financieras como los bancos y cajas de ahorro acostumbran a reaccionar retirando fondos de los canales financieros internacionales y, en consecuencia, generando una peligrosa falta de liquidez en los mercados. En dichos momentos, suele cundir un controlado pánico que no evita que se produzca una significativa parálisis en la actividad bancaria. Los bancos ya no se prestan, entre ellos, tan fácilmente el dinero.

Se reduce, a mínimos, la oferta de créditos a los consumidores y a las empresas que necesitan recursos para gastar o invertir en el desarrollo de sus actividades consumidoras o productivas. De este modo, la disminución de la liquidez de los flujos financieros afecta, directamente, a la propia financiación de la economía y, por ende, al devenir de nuestras vidas. Todo ello atenta contra la propia viabilidad de las empresas que trabajan en lo que se conoce la economía real.

Lee el resto de esta entrada »


España no va bien, Euskadi tampoco

23 diciembre, 2006

Ni podrían hacerlo ambos países aunque quisieran, porque se han endeudado por encima de sus posibilidades en base al ladrillo. La prueba palpable es que se necesita recurrir al préstamo y absorber el 80% del Crédito Interbancario europeo. En medio de todo, los medios de comunicación, después de pasarse años irresponsablemente cantando la canción del 17% de subida del precio de la vivienda, nos piden ahora cautela. Ahora que ya es tarde. Ahora que ven que no pueden controlar la situación debido a la gran deuda hipotecaria de consecuencias incalculables, que hemos contraído y que nos hacen ver las orejas al lobo.

Ahora es cuando empiezan a preparar el terreno diciendo que si el sector inmobiliario ha tocado techo y que ya no es posible ver más subidas…Ahora que tantas familias se endeudado hasta la saciedad. ¡Naturalmente, muchas de ellas para especular y trabajar con dinero negro! ¡Éstas no me dan ninguna pena! La pena me la dan las que necesitaban una vivienda de verdad y se han tenido que meter en la compra de ella, endeudándose para toda una vida y parte de la de sus hijos. ¡Un bien que se dice que es de primera necesidad! Sin duda que las empresas inmobiliarias son las grandes culpables.

Lee el resto de esta entrada »