Los tres pilares del desarrollo sostenible sin retórica ni tapujos

5 octubre, 2012

Es cierto que el Desarrollo Sostenible tiene mucho que ver con el cuidado y la protección, cuando no la recuperación, del medio ambiente. Sin embargo, también tiene que ver con otros factores que no son sólo los ambientales. Se deben tener en cuenta también los factores sociales y los factores económicos. Así pues, podemos considerar a los factores económicos, a los factores sociales y a los factores ambientales como los tres pilares que sustentan el Desarrollo Sostenible.

Lee el resto de esta entrada »


La energía eólica marina gana adeptos (III)

3 noviembre, 2010

El ‘impacto visual’ es una interesada ‘enfermedad’ moderna —por no decir una triquiñuela decadente y burguesa— que, al parecer, abunda mucho a la hora de oponerse a la energía eólica pero de la que, hasta la fecha, no se conoce ningún accidente mortal y, a pesar de ello, se utiliza demagógicamente, cuando se quiere disimular el egoísmo opositor a proyectos que son buenos y necesarios para la comunidad pero que perjudican a unos pocos ególatras insolidarios.

Lee el resto de esta entrada »


Tomas Moro y los rentistas del sistema (y III)

3 octubre, 2010

La Academia siempre ha sido bastante más conservadora de lo que aparenta ser. Sobre todo en tiempos de crisis profunda, cuando los cambios de modelo se revelan como la única salida a crisis, es cuando la Academia se vuelve mucho más reaccionaria y retrograda. Ensimismada y cobarde, se encierra en su propio mundo que lentamente se ha ido transformando en un fin en si mismo, convirtiéndose así en un freno para el obligado cambio de modelo económico.

Lee el resto de esta entrada »


Tomas Moro y los rentistas del sistema (II)

29 septiembre, 2010

Por si fuera poco, en tiempos de Thomas More, la incompetencia y la mediocridad que caracterizaban a los monarcas y los príncipes de sus época producía unos efectos tan nefastos y desastrosos en el gobierno de sus reinos que hasta los más tranquilos y confiados vasallos comenzaban a mostrarse temerosos de su suerte.

Lee el resto de esta entrada »