La parábola de la emigración de África hacia Europa escrita hace 20 años

20 marzo, 2014

Aunque a algunos sorprenda la gravedad extrema de los últimos acontecimientos relativos a la avalancha de inmigrantes africanos que saltaron la valla fronteriza de Melilla para entrar en los países de la Unión Europea, la inmigración a Europa de personas provenientes de Africa es algo que, desde la Prospectiva, estaba sobradamente anunciado. En un análisis prospectivo de los años 1990, sobre la demografía de la Cuenca del Mediterráneo, se observaba que, debido a las grandes diferencias existentes en torno a la tasa de fecundidad (1,4 frente a 5,6), la población del litoral del Mediterráneo sufriría grandes cambios en los próximos 25 años.

Lee el resto de esta entrada »


Los grandes desequilibrios demográficos y económicos refuerzan los flujos migratorios de los países pobres a los países ricos

9 marzo, 2014

La explosión demográfica de los llamados países más pobres y menos desarrollados, junto con el fracaso de las políticas de ayuda al desarrollo de estos países, contrastan con el declive demográfico relativo de los países más ricos y desarrollados, que con el transcurso de la depresión económica, continúan incrementando aún más el foso de las desigualdades sociales y económicas.

En suma, las corrientes migratorias de los países pobres a los países ricos, lejos de ralentizarse, se incrementarán más y más. En base a esta tendencia, durante los próximos dos o tres decenios, el mapa demográfico del mundo se tendrá que ajustar y modificar de tal modo que ello conmocionará las bases de la sociedad mundial del futuro.

Lee el resto de esta entrada »


Puedo porque quiero poder

13 mayo, 2006

Desde otro enfoque complementario, se define el Desarrollo Sostenible como aquel proceso dinámico que permite a todas las personas y a todas las naciones desarrollar su potencial y mejorar su calidad de vida, de modo que, al mismo tiempo, se protejan y mejoren los sistemas que sustentan la vida en la Tierra. Por consiguiente, es importante reducir a la mínima expresión el daño o deterioro que hemos causado y que seguimos causando al Planeta Tierra. Sin embargo, ¿Cómo hacerlo si no contamos de partida con una verdadera convicción moral y un fuerte compromiso de nuestras sociedades lo que se traduce en una falta de apoyo efectivo y eficaz a nivel político? Para lograr una verdadera convicción moral y un fuerte compromiso necesitamos previamente conocer lo que está ocurriendo. Sin conocimiento es difícil el compromiso. Después vendrá el problema de la voluntad de enfrentarnos a los grandes desafíos que nos plantea el Desarrollo Sostenible con todas sus consecuencias.

Lee el resto de esta entrada »