Las mentiras acerca de las razones de la crisis continúan pero los estúpidos que creen en ellas disminuyen

13 julio, 2016

Cada vez hay menos gente que se traga las mentiras de los gobiernos cuando niegan la verdad acerca de la crisis prolongada que sufrimos. Cada vez es más notorio que el modelo actual no funciona y que la inmensa mayoría de los países desarrollados del mundo están quebrados. Sin embargo, los gobiernos y las instituciones financieras mundiales intentan tapar con eufemismos la grave situación en la que nos encontramos. Cada día que pasa nos es más fácil constatar que vamos a peor. Se sigue haciendo más de lo mismo, sin cambiar lo fundamental que sería algo consistente como poner en valor el conjunto de la economía, eliminado burbujas, apalancamientos financieros arriesgados empobrecimiento progresivo de las clases medias, aumento de las desigualdades sociales y apoyo a aquellas actividades especulativas que han convertido a los mercados financieros en casinos para trileros.

Leer el resto de esta entrada »


“Utopia en el siglo XXI” en formato libro de venta en Amazon.com

28 septiembre, 2015

1- Portada Utopia en el siglo XX!

http://www.amazon.es/Utopia-en-el-siglo-XXI/dp/1517550696/ref=sr_1_22?s=books&ie=UTF8&qid=1443473469&sr=1-22&keywords=utopia+en+el+siglo+xxi

La novela, a través de la trama que protagonizan sus propios personajes, nos describe el cambio socioeconómico radical que se produce durante el primer cuarto del siglo XXI que nos conduce hacia la tan ansiada Utopía. Es el paso del mundo capitalista financiero a un mundo sostenible. Se acaba el ciclo que comenzara en el siglo XVI y que concluye con la actual Tercera Depresión Económica. El fin de una era donde se refleja en el agotamiento del actual modelo económico-financiero para abrir paso a un nuevo modelo económico basado en la sostenibilidad. Al igual que, a comienzos del siglo XVI, Thomas More —también conocido como Tomás Moro— supo identificar con claridad que la humanidad se encontraba al final de una era cuando escribió “Utopía”. A comienzos del siglo XXI, pasa lo mismo con Jonathan Gabinah cuando nos presenta una salida que se concreta de nuevo en una utopía, pero, esta vez, ya no será una isla sino que reclama una solución a nivel del planeta entero. Para ofrecer una solución ante la necesidad de acometer con éxito el cambio de era, surgió esta peculiar novela, cuyo resultado es una mezcla de muchos y diferentes géneros donde el amor, la filosofía, la tecnología, la sociología, la política, la economía y la ciencia ficción se mezclan para ofrecernos un thriller con final feliz y lleno de amor y de esperanza para la humanidad, a pesar de lo cruento de algunos pasajes del Libro: Utopía en el siglo XXI. Por ello, no sería de extrañar que muchos críticos no sepan o no quieran saber cómo clasificar este libro. Así pues, sean cuales sean las opiniones que se tengan sobre el libro, sea cual sea el estereotipo que se le vaya asignando, el hecho cierto es que siempre será más que una simple sátira de los comienzos del siglo XXI. Una obra audaz, simpática pero, en cierto modo, también molesta pues cuestiona el orden imperante como injusto y carente de sentido. En otras palabras, mientras no nos cuestionemos —de manera parecida a como lo hace Jonathan Gabinah— que sólo a partir de una fuerte apuesta por la transición hacia una economía sostenible, donde no haya lugar para la especulación y el apalancamiento financiero y se base en las innovaciones tecnológicas y sociales, donde se profundice la democracia y se democratice la economía, donde la generación eléctrica en base a las energías renovables sea mayoritaria dentro del ‘mix’ de energía, donde la productividad de los recursos y el ahorro y la eficiencia contribuyan a incrementar sustancialmente los niveles de uso de la economía circular, etc., es como podremos salir de la grave crisis en la que estamos inmersos. Presumiblemente y para nuestra desgracia, todavía estamos muy lejos de iniciar los primeros pasos para salir de la crisis en la que llevamos anclados casi una década. Nuestros dirigentes políticos, sociales y económicos —incluida la Academia— están muy lejos de cuestionarse el actual modelo económico basado en la insostenibilidad del sistema. Así pues, durante muchos años —bastantes más de los que nos pensamos— y mientras sigamos soportando el colosal impacto negativo que supone la supeditación de la sociedad y de las actividades económicas al sector financiero, continuaremos con la depresión económica. Finalmente, sería bueno insistir que, para salir de ella, sólo será posible si previamente establecemos un modelo económico basado en la sostenibilidad. Cuando lo hayamos hecho, entonces sería deseable que levantáramos un monumento de recuerdo a las graves consecuencias que tiene la inconmensurable estupidez humana. Es también entonces cuando descubriremos que la Utopía es posible tal como describen las páginas de este apasionante y entretenido libro.


Una economía mundial quebrada que intenta huir hacia delante inútilmente (y III)

16 noviembre, 2012

Japón es el tercer foco importante de inestabilidad económica, a nivel mundial. El país nipón, en lo que se refiere a su economía, lleva renqueando constantemente durante los últimas dos décadas. A lo largo de estos años, su crecimiento ha sido muy bajo, ya que su crecimiento medio se ha situado en torno al 0,8%. Técnicamente podríamos decir que Japón es un país quebrado debido a su gran deuda y que se mantiene gracias al hecho de darle a la manivela de la máquina de hacer billetes, al dinero que crean electrónicamente sus bancos y al hecho de que cuenta con el trascendente ‘aval’ que le aportan los bancos centrales de los principales países desarrollados. Es especial, con el ‘aval’ de los bancos centrales de Estados Unidos y de la UE, cuyas economías también están superendeudadas.

Leer el resto de esta entrada »


Una economía mundial quebrada que intenta huir hacia delante inútilmente (II)

8 noviembre, 2012

Desde el Fondo Monetario Internacional se nos alarma describiendo un panorama apocalíptico para Estados Unidos, otro de los focos de inestabilidad de la economía mundial. Es cierto que Estados Unidos es un país teóricamente quebrado pero que como tiene la facultad de imprimir moneda —en un mundo irracional e irresponsable, gobernado al antojo de ludópatas avariciosos, que no hacen más que crear dinero de la nada e hinchar la burbuja financiera— lo más probable es que quiebren antes los países acreedores de Estados Unidos y los países compradores de dólares como reservas de divisas.

Leer el resto de esta entrada »


Una economía mundial quebrada que intenta huir hacia delante inútilmente (I)

21 octubre, 2012

Cada vez nos resulta más evidente comprobar que el modelo actual no funciona y que la inmensa mayoría de los países desarrollados del mundo están quebrados. Sin embargo, las instituciones financieras mundiales intentan tapar con eufemismos la grave situación en la que nos encontramos. Cada día que pasa nos es más fácil constatar que vamos a peor. Se sigue haciendo más de lo mismo sin cambiar lo fundamental que sería algo consistente como poner en valor el conjunto de la economía, eliminado burbujas, apalancamientos financieros arriesgados  y demás actividades especulativas que han convertido a los mercados financieros en casinos para trileros.

Leer el resto de esta entrada »


La concentración de la riqueza y su índole antidemocrática

10 abril, 2011

La larga y prolongada duración de la crisis actual es algo bien evidente para todos. Es una crisis sobre la que los más optimistas opinan que durará cuatro o cinco años más. Pero también podría ser que durara otros quince años más. Se quiera o no, guste o no guste, después de haber transcurrido casi cuatro años desde que se inició la crisis económico-financiera que todavía padecemos —y seguiremos padeciendo mientras continuemos haciendo más de lo mismo— no se puede continuar negando que hemos entrado en una grave depresión económica que, como todas las depresiones económicas, llegará a durar en torno a las dos décadas o más.

Leer el resto de esta entrada »


¿Por qué a nuestros dirigentes últimamente todo les sale mal?

26 diciembre, 2010

O dicho de otra manera: ¿Por qué, aún siendo muchos de ellos inteligentes, se vuelven tan necios a la hora de preparar el futuro? ¿Por qué improvisarán tanto? ¿Por qué sólo aplican políticas de parcheo? ¿ Por qué no hacen el mínimo esfuerzo para anticiparse a los acontecimientos y evitar que las crisis nos sorprendan constantemente?. Es cierto que la mediocridad, la corrupción y la codicia se han instalado como referentes entre los ‘atributos’ o características más significativas de una mayoría importante de nuestros actuales dirigentes. Pero todavía hay algo peor.

Leer el resto de esta entrada »