¿Por qué a nuestros dirigentes últimamente todo les sale mal?

26 diciembre, 2010

O dicho de otra manera: ¿Por qué, aún siendo muchos de ellos inteligentes, se vuelven tan necios a la hora de preparar el futuro? ¿Por qué improvisarán tanto? ¿Por qué sólo aplican políticas de parcheo? ¿ Por qué no hacen el mínimo esfuerzo para anticiparse a los acontecimientos y evitar que las crisis nos sorprendan constantemente?. Es cierto que la mediocridad, la corrupción y la codicia se han instalado como referentes entre los ‘atributos’ o características más significativas de una mayoría importante de nuestros actuales dirigentes. Pero todavía hay algo peor.

Lee el resto de esta entrada »


¿Qué hay de verdad en las apuestas por el coche eléctrico?

13 diciembre, 2009

Pues, para dejar las cosas bien claras desde el principio, os diré que  la mayoría de las supuestas ‘apuestas’ por el coche el eléctrico son, dicho de manera eufemista, una verdadera tomadura de pelo. Son opciones huecas donde no hay más que ‘buenas’ intenciones pero que no sirven más que que para confundir a las personas ya que, realmente, no se apuesta nada. Todo es pura apariencia. La tecnología para el desarrollo masivo del coche eléctrico ya existe. Apenas hay nada que inventar. Sólo hace falta la voluntad política necesaria para asumir este importante y trascendental reto.

Lee el resto de esta entrada »


La prospectiva estratégica como arma de futuro

26 agosto, 2009

Necesitamos luchar contra la tiranía que nos impone el corto plazo, estableciendo nuestra visión a largo plazo y optando por aquel escenario apuesta que nos traslade a una economía sostenible. En nuestros tiempos, muchos de los males que padecemos —e incluso, la propia crisis económico-financiera que actualmente tanto penaliza, lastra y limita nuestras vidas— se deben a las consecuencias derivadas del cortoplacismo en el que hemos instalado nuestra vida social, política y económica.

Lee el resto de esta entrada »


Salir de la crisis implica trabajar el largo plazo

19 abril, 2009

La gran cantidad de innovaciones a introducir, para poder efectuar con los menores traumas posibles esta larga transición al nuevo paradigma socioeconómico que nos aguarda, es, con diferencia, nuestro principal reto. Las aplicaciones de estas innovaciones —muchas de ellas sociales— contribuirán a la salida de este crítico cambio de era en el que vivimos. Sin embargo, dada nuestra irresponsable falta de reflexión prospectiva, desconocemos la evolución más verosímil de este cambio de era, a medio y largo plazo.

También desconocemos sus impactos, tanto los que se originen sobre el crecimiento económico como sobre la creación/destrucción de empleos. Así, y por el mero hecho de que la ignorancia sea atrevida, hasta ahora, nuestros gobiernos sólo han demostrado que saben aplicar políticas de parcheo que ayuden a los rentistas del sistema a continuar  dominándolo. La corrupción política juega un gran papel en todo ello.

Lee el resto de esta entrada »