Una flor de loto entre nenúfares de codicia

20 noviembre, 2008

Aunque parezca mentira, por lo absurdo e irracional que es, las inmobiliarias defendieron, hasta el último momento, el principio de que los precios de las viviendas siempre irían para arriba. Consideraban, igualmente, que nunca habría razones para no poder vender una casa por un precio más caro de lo que al vendedor le había costado. La avaricia era tan ciega que muchísima gente se lo creyó y compró casas para especular. Incluso lo creyeron hasta los alcaldes y ediles municipales, los promotores, los dirigentes de los bancos y cajas de ahorro y hasta algún que otro corrupto político y responsable, a su vez, del área económica.

Pero pronto se caerían todos del burro, pues cuando empezaron a producirse ciertos problemas con las ventas de pisos, y el ritmo de construcción resultó muy superior al de las ventas, aunque estuvieran cegados por la codicia, es cuando comenzaron a darse cuenta de que los problemas que se les venían encima, eran extremadamente graves. Una vez más, los nenúfares de la codicia no lograrían impedir que surgiera del fondo cenagoso de la podredumbre financiera, la flor de loto liberalizadora de las miserias y vicios de los mortales.

Lee el resto de esta entrada »


España no va bien, Euskadi tampoco

23 diciembre, 2006

Ni podrían hacerlo ambos países aunque quisieran, porque se han endeudado por encima de sus posibilidades en base al ladrillo. La prueba palpable es que se necesita recurrir al préstamo y absorber el 80% del Crédito Interbancario europeo. En medio de todo, los medios de comunicación, después de pasarse años irresponsablemente cantando la canción del 17% de subida del precio de la vivienda, nos piden ahora cautela. Ahora que ya es tarde. Ahora que ven que no pueden controlar la situación debido a la gran deuda hipotecaria de consecuencias incalculables, que hemos contraído y que nos hacen ver las orejas al lobo.

Ahora es cuando empiezan a preparar el terreno diciendo que si el sector inmobiliario ha tocado techo y que ya no es posible ver más subidas…Ahora que tantas familias se endeudado hasta la saciedad. ¡Naturalmente, muchas de ellas para especular y trabajar con dinero negro! ¡Éstas no me dan ninguna pena! La pena me la dan las que necesitaban una vivienda de verdad y se han tenido que meter en la compra de ella, endeudándose para toda una vida y parte de la de sus hijos. ¡Un bien que se dice que es de primera necesidad! Sin duda que las empresas inmobiliarias son las grandes culpables.

Lee el resto de esta entrada »