La Depresión económica actual nos demuestra que los estúpidos están ya en el poder

17 diciembre, 2015

Las teorías económicas hace tiempo que entraron en una fase de preocupante obsolescencia. Se trata de una crisis de las teorías económicas que se ha incrementado y que, a su vez, ha dejado más al descubierto la realidad de su inoperancia con el agravamiento de la actual recesión económica, a nivel mundial. Ni tan siquiera los más galardonados premios Nobel de Economía, salvo Joseph Stiglitz, se nos muestran capaces de dar con alguna posible salida a la crisis. Sin embargo, cada vez somos más los que pensamos que la crisis económica que estamos padeciendo será una gran purga para la especulación y para la avaricia que cambiará profundamente el mundo, tal como hoy lo conocemos.

Leer el resto de esta entrada »


El futuro será un sistema donde se produzca menos y se consuma menos bienes o no será

24 agosto, 2013

El modelo económico financiero actual está agotado porque es un modelo muy ineficiente e insostenible, que atenta contra las leyes físicas de la naturaleza, contra el Estado del Bienestar, contra los niveles culturales, contra las libertades y la democracia y lo que aún es peor, contra el futuro mismo de la humanidad. Es un modelo que permite que la usura, la corrupción, la irresponsabilidad y el cinismo se hayan convertido en los principales calificativos de nuestros dirigentes económicos, en connivencia con la clase política y es el causante de que hayamos entrado en la Tercera Depresión Económica de la historia.

Leer el resto de esta entrada »


Hacia una segunda transición democrática española

2 febrero, 2013

La crisis española, caracterizada por una elevada corrupción, economía sumergida, ineficiencia del sector público y desequilibrios territoriales, debe combatirse con cambios legislativos y constitucionales pactados. Estos cinco puntos son algunos de los serios problemas institucionales, económicos y políticos que están aflorando en España:

Leer el resto de esta entrada »


Japón, un país al borde de la quiebra (III)

24 abril, 2011

En una entrevista reciente, el mismo ministro de Economía, Kaoru Yosano, hizo una evaluación muy franca de la situación y de cómo se podría abordar la escasez de la energía en Japón:
“Todas las empresas, las oficinas y los hogares tienen que ahorrar consumos de electricidad, pero no podemos permitir que ello afecte al sector manufacturero porque es crucial para el crecimiento económico de Japón. Por ello, las empresas productivas lo tienen más difícil mientras que las personas en casa pueden ahorrar energía mucho más fácil”.

Leer el resto de esta entrada »


Japón, un país al borde de la quiebra (II)

21 abril, 2011

Lo más necio e irresponsable de todas las desgracias que está padeciendo la población japonesa es que, en un país donde se producen varios terremotos al día, no tuvieran un Plan de Contingencia o Plan B para situaciones tan graves como la que, actualmente, Japón está viviendo. Lo más seguro es que hubiera algún ingeniero que lo planteara en su día, pero automáticamente fue silenciado por los jefes financieros de las empresas. Aprobar un Plan B sería haber incurrido en gastos considerados como “gastos extra” y lo más importante para este capitalismo codicioso son los beneficios, por no decir que es lo único que les importa a sus dirigentes.

Leer el resto de esta entrada »


Japón, un país al borde de la quiebra (I)

18 abril, 2011

Las consecuencias económicas para Japón debidas al terremoto, al tsunami y al inacabado desastre nuclear de Fukushima 1 van a ser terribles y muy dolorosas. Van a ser mucho peor que lo que se temía en un principio. En muchos círculos económicos se considera que el impacto económico sobre la economía japonesa está ya rozando su quiebra como país. Y es que todo llueve sobre mojado.

Leer el resto de esta entrada »


La concentración de la riqueza y su índole antidemocrática

10 abril, 2011

La larga y prolongada duración de la crisis actual es algo bien evidente para todos. Es una crisis sobre la que los más optimistas opinan que durará cuatro o cinco años más. Pero también podría ser que durara otros quince años más. Se quiera o no, guste o no guste, después de haber transcurrido casi cuatro años desde que se inició la crisis económico-financiera que todavía padecemos —y seguiremos padeciendo mientras continuemos haciendo más de lo mismo— no se puede continuar negando que hemos entrado en una grave depresión económica que, como todas las depresiones económicas, llegará a durar en torno a las dos décadas o más.

Leer el resto de esta entrada »