Aumenta la amenaza del calentamiento global (y II)

13 mayo, 2009

Actualmente, y a tenor de los datos que disponemos, no resulta nada descabellado —máxime cuando sería lo más probable— pensar que, a menos que se frene el ritmo acelerado del cambio climático, en la región del sudeste asiático, habrá millones de personas que tendrán serios y graves problemas a la hora de poder consumir aquellos alimentos que los estratos sociales, económicamente más débiles, necesitan para su propia subsistencia.

En este sentido, las previsiones son muy pesimistas y apuntan a que habrá millones de personas que se encontrarán en grave riesgo de pasar hambre y de sufrir malnutrición, lo que previsiblemente causaría, a su vez, cientos de miles de muertes. Todo ello nos hace sospechar que la posibilidad de que se produzcan innumerables conflictos sociales, a nivel local, aumentará día a día.

Lee el resto de esta entrada »


Aumenta la amenaza del calentamiento global (I)

10 mayo, 2009

El calentamiento global amenaza fuertemente la economía del sudeste asiático. Así lo demuestra un reciente informe elaborado por el banco de desarrollo ‘Asian Development Bank’ donde se subraya el hecho preocupante de que el sudeste asiático — Indonesia, Filipinas, Malasia, Tailandia, Vietnam, Laos…— sea una de las regiones del mundo más vulnerables al cambio climático.

Los rendimientos de sus cosechas de arroz —cereal básico para la alimentación de los habitantes de esta región— podrían caer en una gran medida debido a la falta de agua y al elevado coste económico que cada vez experimenta más su producción. De este modo, para el año 2100, se estima que el desarrollo económico de la región podría decrecer hasta un 6,7% del PIB anual; lo que representa más del doble del decrecimiento económico medio que se espera a nivel mundial.

Lee el resto de esta entrada »


Agua y alimentos en tiempos de sequía

18 julio, 2008

Tanto a nivel local como a nivel mundial, sabemos que se está experimentando un gran aumento en los precios de los alimentos. Tan sólo, durante los tres primeros meses de 2008, los precios en términos reales fueron los más altos en los últimos 30 años. Por otra parte, a pesar de que la situación del mercado de alimentos difiere de un país a otro y de que la evolución futura sigue siendo muy incierta, la previsiones consideran que, lo más probable, es que los precios de los alimentos continúen siendo elevados en los próximos años. También se espera que, durante los próximos años, los altos precios de los alimentos continúen afectando negativamente a la mayoría de los mercados de los países en vías de desarrollo.

Actualmente, para muchos de los 845 millones de personas que se encuentran directamente afectadas por el hambre crónica, la subida de los precios de los alimentos está produciéndoles efectos muy devastadores. En estos países, las filas de los pobres de necesidad están aumentando por millones —50 millones el año pasado. En general, son trabajadores normales que ahora no les llega para comprar los alimentos que sus familias necesitan para poder  llevar una vida sana. Este hecho está provocando un creciente malestar social en muchos países en vías de desarrollo. Lo que podría agravar las protestas, trifulcas y tumultos ya conocidos en más de 52 países, y perjudicar, incluso, la propia estabilidad de los mercados mundiales.

Lee el resto de esta entrada »


Hablando en plata sobre lo que nos espera

11 junio, 2008

Los derivados del petróleo no sólo se utilizan para ser quemados en nuestras calefacciones, calderas y centrales térmicas y como carburantes fósiles —queroseno, gasolinas, gasóleos— que alimentan los motores térmicos de los vehículos de transporte. También tienen múltiples aplicaciones no energéticas en el área industrial de la fabricación de productos, utilizándose como materias primas. De igual modo, en el conjunto de la economía, el aumento de los precios del petróleo está empezando a recortar los beneficios de una amplia gama de empresas, empujándoles a muchas de ellas a subir los precios y a realizar agresivas maniobras para compensar el alza del coste de las mercancías que fabrican a partir del petróleo. Así, las compañías aéreas, los transportistas y los automovilistas ya no son los únicos actores que están viéndose afectados por los, cada vez, más altos precios que está conociendo el petróleo.

Lee el resto de esta entrada »