La fiscalidad sostenible (y II)

27 septiembre, 2009

En cuanto a la energía se refiere, diríamos que la fiscalidad sostenible pretende internalizar algunos de los costes originados por determinados procesos o acciones que dañan el medio social, el medio económico y el medio ambiente y, a su vez, incentivar el uso de tecnologías más benignas. También debe impulsar la adopción de una conducta que sea respetuosa con las tres dimensiones de la sostenibilidad por medio del diseño y la innovación. En gran medida, la aplicación de estos instrumentos fiscales debe favorecer la transición eficaz y eficiente a un modelo energético que sea sostenible.

Lee el resto de esta entrada »


La fiscalidad sostenible (I)

23 septiembre, 2009

Cuando hablamos de fiscalidad sostenible nos referimos a una determinada política fiscal que introduce impuestos y/o crea ayudas y subvenciones como herramientas fiscales destinadas a promover aquellas actividades que sean sostenibles. Los impuestos o tasas sostenibles son palancas que utilizan en la aplicación de las políticas sostenibles.

También funcionan en base a penalizaciones y/o incentivos económicos. Este tipo de política fiscal puede servir de complemento de algunas políticas dirigidas hacia la economía sostenible o para evitar la necesidad de tener que recurrir a enfoques reglamentarios y normativos a la hora de poner en marcha políticas dirigidas hacia la sostenibilidad del sistema.

Lee el resto de esta entrada »


El lento caminar hacia la economía sostenible

12 julio, 2009

Cada vez son más los estadounidenses que manifiestan estar preocupados por la aplicación de un sistema de comercio de emisiones del tipo ‘Cap and Trade’. Lo dicen porque temen que el sistema de comercio de emisiones llegue a ocasionar un aumento importante de los precios de la energía, a nivel nacional, que obligaría a muchas empresas industriales a emigrar a China e India.

Sin embargo, con unos precios altos del petróleo como se avecinan, este hecho es más que improbable. Es cierto que, hasta hace poco, muchas grandes y medianas empresas han externalizado aquellos trabajos que requerían mano de obra intensiva y los han trasladado a China porque existía una enorme diferencia en costes laborales, incluso, teniendo en cuenta las diferencias de productividad.

Lee el resto de esta entrada »