El expolio de los recursos de África (y II)

11 septiembre, 2008

A menudo, en África, los beneficios derivados de la extracción de recursos van a parar a las manos de una pequeña elite que controla el poder y que los usa para su provecho personal y no para el bienestar colectivo como debería ser. Por el contrario, las poblaciones afectadas sufren las consecuencias de esa extracción de recursos como los diamantes, el petróleo —deterioro del medio ambiente, imposibilidad de continuar con las actividades tradicionales como la agricultura, la caza o la pesca, expropiaciones de tierras, etc— pero no son consultadas ni reciben compensación por ello. En Sierra Leona, los diamantes fueron el detonante del conflicto y sirvieron para sostenerlo durante años. En el delta del Níger, ya ha empezado a ocurrir algo parecido.

Lee el resto de esta entrada »


El expolio de los recursos de África (I)

9 septiembre, 2008

Me refiero también a las sanguinarias guerras que padece este continente. A esos graves conflictos que sufre África y que son debidos, en una gran medida, a la explotación y al control que muchas potencias mundiales quieren ejercer sobre sus recursos naturales. Es sabido que las guerras forman parte de la historia de cualquier civilización. Eso es algo que los europeos tenemos muy claro cuando estudiamos la historia de Europa. También es el caso de África, el de Asia y el de América.

De cualquier modo, en el continente africano, —tantas veces olvidado por los países ricos como el nuestro— tanto las pequeñas tribus como sus naciones más poderosas han estado envueltas en guerras desde la edad de piedra, desde que sus antiguos habitantes fueron capaces de tallar los cuchillos de piedra, por primera vez. Más tarde, con el desarrollo de los metales y aleaciones, como el cobre, el bronce y el hierro, las armas de guerra se pudieron fabricar mucho más poderosas y sanguinarias. Los motivos de las guerras que acontecieron, a lo largo de la historia, pudieron ser muy diversos y variados, pero, los conflictos internos que muchos países africanos mantienen hoy en día, tienen un denominador común: el control de los recursos naturales.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando el tiempo ya expira

23 abril, 2006

Muy pocos conflictos bélicos, y menos las religiosos, han logrado ser incruentos pero mucho menos cuando sus versiones han sido las fundamentalistas, ya que el precio a pagar ha sido, además de enorme, también sangriento e inhumano. El recurso a opciones salvajes como el terrorismo suicida no puede sino exacerbar las peores pasiones que los seres humanos guardamos dentro. En estas condiciones, el diálogo entre teocracia y democracia resulta un intento imposible y, por tanto, condenado al fracaso.

Lee el resto de esta entrada »


La destrucción creativa

18 abril, 2006

El nuevo paradigma energético conlleva romper también con los actuales modelos empresariales. Equivalen a lo que el economista Joseph A. Schumpeter calificó como la ‘destrucción creativa’, donde las propias innovaciones sostenibles introducidas en el mercado son las que destruyen las tecnologías obsoletas. A su vez, las tecnologías que sostienen estas innovaciones sólo pueden ser sustituidas por aquellas otras tecnologías que demuestren que son más eficientes que las anteriores.

El impacto tecnológico que tienen estas innovaciones es tremendo, y muchas veces revolucionario, ya que llegan a modificar las reglas de juego. Este hecho es el causante de que muchas empresas, que se centran demasiado en los clientes y que copian por mimetismo a aquellas empresas, a las que consideran líderes por el mero hecho de que son las que obtienen más beneficios en el desempeño de sus mismas actividades, fracasen luego estrepitosamente cuando más se agudizan las contradicciones en el mercado. El cortoplacismo es el mal endémico de nuestras empresas que funcionan sobre la base de que todo seguirá igual, sin hacer caso de las necesidades y de los grandes cambios que nos plantea el futuro.

Lee el resto de esta entrada »


La guerra que nos viene

5 abril, 2006

Se trata de una crónica anunciada. La probabilidad de que el conflicto de Oriente Medio se extienda a otros países va creciendo, día a día, hasta el punto de que cualquier análisis serio del juego de actores nos indica que hace tiempo se han encendido las luces rojas. El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, está poniendo la guerra en bandeja. Sus desplantes y exabruptos no serían más que producto de una mera e inocua verborrea si no vinieran acompañados de acciones tan amenazantes como la de dotarse de armamento nuclear con el objetivo de borrar a Israel del mapa y a todos quienes se opongan al renacimiento del Islam en las “Tierras de la espada”. Eso no es nuevo pues es bien sabido que Irán financia diversas facciones terroristas como Hamas y Hezbolah. Pero, el siguiente paso ya iniciado sería todavía más terrorífico y escalofriante ya que, en pleno siglo XXI, trataría de reavivar la “yihad” o guerra santa del Islam hasta límites insospechados donde incluso España (Al-Andalus) es contemplada, de manera amenazante, como un país a reconquistar.

Lee el resto de esta entrada »