La creación de empleos será gracias al nuevo modelo energético

7 febrero, 2010

Es algo que cada vez es más aceptado entre los prospectivistas que trabajamos también en el sector de la energía. Sin embargo, pocos son los países que se han comprometido de verdad con el nuevo modelo porque, en gran parte, no se atreven a eliminar el consumo de petróleo y sus derivados.

La corrupción y la cobardía de nuestros políticos a veces se convierte en un pesado lastre que nos impide avanzar hacia el futuro con inteligencia, ilusión y garantías de éxito.

Tampoco ayuda que el debate sobre el futuro de la energía suela ser un tema muy poco transparente y que se oculten datos para que, de ese modo, los planes sobre el futuro puedan ser fácilmente manipulados por los todopoderosos oligopolios del sector de la energía.

Lee el resto de esta entrada »


La clave es hablar de la energía cuando lo que se quiere es hablar del clima

3 febrero, 2010

Tras un año de estar en la presidencia, la agenda legislativa tan ambiciosa que tenía de Barack Obama en sus inicios, incluida la política de reducción de emisiones de CO2, se ha visto amenazada por los últimos reveses políticos —la pérdida del senador de Massachusetts es tan sólo un aviso a navegantes. Lo mismo está pasando con su electorado que ya ha empezado a cuestionar sus prioridades, a la vista de que los tiempos económicos que vienen no parece que vayan a ser menos difíciles. Obama tiene que contraatacar apostando por una nueva era sostenible donde, gracias a otro modelo diferente de producción y de consumo de la energía, se podrán crear un gran número de nuevas empresas y de innumerables nuevos puestos de trabajo.

Lee el resto de esta entrada »


El lento caminar hacia la economía sostenible

12 julio, 2009

Cada vez son más los estadounidenses que manifiestan estar preocupados por la aplicación de un sistema de comercio de emisiones del tipo ‘Cap and Trade’. Lo dicen porque temen que el sistema de comercio de emisiones llegue a ocasionar un aumento importante de los precios de la energía, a nivel nacional, que obligaría a muchas empresas industriales a emigrar a China e India.

Sin embargo, con unos precios altos del petróleo como se avecinan, este hecho es más que improbable. Es cierto que, hasta hace poco, muchas grandes y medianas empresas han externalizado aquellos trabajos que requerían mano de obra intensiva y los han trasladado a China porque existía una enorme diferencia en costes laborales, incluso, teniendo en cuenta las diferencias de productividad.

Lee el resto de esta entrada »


Una revolución tecnológica en favor de la sostenibilidad

5 julio, 2009

Se trata de una idea que, cada día que pasa, estará más generalizada entre la gente. En el futuro, los usuarios o consumidores de electricidad deberían poder no sólo comprar la electricidad sino también poder venderla y/o revenderla a la compañía eléctrica, evacuándola en la red de distribución. En el Estado de California es donde más se trabaja con esta idea.

Lynn Orr, profesor de la Universidad de Stanford, tiene paneles solares en su casa. Durante el día, vende la energía eléctrica a la empresa local de distribución de electricidad a 0,29 dólares el kilovatio-hora. Durante la noche, compra de nuevo la electricidad que necesita a la compañía eléctrica por tan sólo 0,09 dólares el kWh. El sistema no es totalmente flexible pero funciona. Al final, los clientes de la compañía eléctrica que producen electricidad gracias a las energías renovables, también la compran cuando la necesitan y/o no tienen suficiente con la que generan ellos mismos.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando los parlamentos se convierten en mercados

17 junio, 2009

Los políticos se obsesionan con el hecho de que un sistema de comercio de emisiones pudiera ocasionar un aumento significativo de los precios de la energía. También temen que las subvenciones para ayudar a las energías renovables representen un coste importante para los presupuestos públicos o que ambas políticas destruyan puestos de trabajo o lleguen a frenar el crecimiento económico.

Sin embargo, poco temen a la ira de la gente cuando está se sienta traicionada al ver cómo muchas leyes que persiguen la lucha contra el cambio climático, se aprueban de manera que éstas queden supeditadas al servicio e intereses de los más poderosos y en contra del interés general.

Lee el resto de esta entrada »


La cobardía de la política

14 junio, 2009

Se acostumbra a decir que salvar al mundo del calentamiento global no será nada barato pero mucho me temo que también se está volviendo un intento imposible por culpa de la cobardía de la política. Poco importa ya que sepamos cómo hacerlo de manera eficaz y efectiva y que nos hayan advertido muchas veces de que, cuando más tarde nos lo tomemos en serio, la factura a pagar por todos será también cada vez mayor.

Paradójicamente, y en opinión de muchos expertos, tenemos una solución muy sencilla para combatir el cambio climático. La mejor manera de frenar el calentamiento global sería de una manera que, además de sencilla, sería limpia y trasparente. Lo haría aplicando el principio aquel que dice que ‘el que contamina, paga’. En definitiva, sería aplicar un nuevo impuesto o tasa que gravara las emisiones de CO2. Tan simple como eso.

Lee el resto de esta entrada »


Quosque tandem abutere patientia Terrae?

29 julio, 2006

¿Hasta cuándo abusaremos de la paciencia de la Tierra?. Muchas veces nos creemos que cuando hablamos de la modificación del clima estamos hablando sólo del planeta. En realidad, nuestro planeta podría seguir viviendo con un cambio climático tranquilamente. Los que quizás no podríamos hacerlo somos nosotros, los seres humanos. El transporte de mercancías por carretera y el coche son también una de las principales causa del cada vez más difícil cumplimiento con el Protocolo de Kyoto que estamos experimentando sin que nadie se rasgue las vestiduras por ello. Como hacen la inmensa mayoría de los países europeos, se necesitaría aplicar instrumentos fiscales en relación a la movilidad, cargando con impuestos sobre el cambio climático tanto a los carburantes, a la construcción de carreteras como a los vehículos en función de su potencia y destinar estos recursos financieros recaudados al desarrollo del transporte público y sostenible. Sin embargo, no lo hacemos y tampoco ello es por casualidad. Existen demasiados intereses para no frenar al transporte por carretera y para acabar con la construcción de estas infraestructuras como lo hizo Alemania. Todas estas medidas que hace años habrían debido tomarse siguen siendo todavía objeto de estudio y de discusiones entre los Ministerios de Economía y Hacienda y de Medio Ambiente. A nuestro nivel ocurre lo mismo o parecido.

Lee el resto de esta entrada »