La larga agonía del modelo económico actual (III)

22 noviembre, 2010

El pasado mes de febrero de 2010, Obama creó la Comisión de la deuda con la esperanza de que su actividad diera cobertura política al audaz intento de luchar contra el déficit presupuestario en 2011. Pero la situación ha cambiado mucho desde entonces. A raíz de la derrota del partido demócrata en las últimas elecciones, Obama es muy consciente de que si quiere hacer algo por equilibrar los presupuestos tendrá que recorrer un largo camino hacia el centro de la política, lo que le haría perder sus esfuerzos porque las clases más ricas fueran las que contribuyeran más, mediante la subida de impuestos.

Lee el resto de esta entrada »


La caída del neoliberalismo (III)

13 octubre, 2010

Los trabajadores no cualificados de los países desarollados se encuentran en competencia directa con los trabajadores de los países en vías de desarrollo que suelen estar, a su vez, superpoblados. En el nuevo Leviatán y en los países desarrollados, los trabajadores no cualificados son los más amenazados por la apertura de los mercados. Un trabajador no cualificado sale de ocho a diez veces más caro que otro que trabaje en un país emergente como, por ejemplo, China.

Lee el resto de esta entrada »


Tomas Moro y los rentistas del sistema (y III)

3 octubre, 2010

La Academia siempre ha sido bastante más conservadora de lo que aparenta ser. Sobre todo en tiempos de crisis profunda, cuando los cambios de modelo se revelan como la única salida a crisis, es cuando la Academia se vuelve mucho más reaccionaria y retrograda. Ensimismada y cobarde, se encierra en su propio mundo que lentamente se ha ido transformando en un fin en si mismo, convirtiéndose así en un freno para el obligado cambio de modelo económico.

Lee el resto de esta entrada »


Tomas Moro y los rentistas del sistema (II)

29 septiembre, 2010

Por si fuera poco, en tiempos de Thomas More, la incompetencia y la mediocridad que caracterizaban a los monarcas y los príncipes de sus época producía unos efectos tan nefastos y desastrosos en el gobierno de sus reinos que hasta los más tranquilos y confiados vasallos comenzaban a mostrarse temerosos de su suerte.

Lee el resto de esta entrada »


Tomas Moro y los rentistas del sistema (I)

26 septiembre, 2010

Thomas More —también conocido como Tomás Moro— supo identificar con claridad que la humanidad se encontraba al final de una era. Quizás mejor que cualquier otro pensador de su época, era muy consciente del freno que suponían los rentistas del sistema para la aplicación de aquellas medidas que les permitieran salir de la grave crisis en la que se encontraban. More también conoció el impás o inmovilismo político, social e ideológico en el que se encontraban todos los gobiernos de los diferentes reinos que conformaban la Europa cristiana de finales del siglo XV.

Lee el resto de esta entrada »


La increíble impunidad de la avaricia

25 noviembre, 2008

Durante las últimas décadas, y al amparo de la mundialización y/o globalización creciente de la economía, la sociedad mundial ha podido conocer un alto desarrollo de sus niveles de riqueza. Sin embargo, lo que no se suele decir es que esa riqueza se ha ido concentrando, cada vez más, en unas pocas manos y, actualmente, amenaza con destruir a las clases medias, gracias a las injustas ayudas que el sector bancario está recibiendo de los poderes públicos, a cargo del contribuyente. Hoy en día, el 1% de la población de Estados Unidos posee el 30% de su riqueza, frente al 20% que poseía hace tan sólo ocho años, cuando Bush comenzaba su primer mandato. De este modo, se comprueba que el rico se hace más rico a expensas del resto, gracias a las políticas neoliberales de la ‘derecha’. Lo malo es que esto haya estado ocurriendo también en países donde, supuestamente, gobierna la ‘izquierda’ como en España.

La avaricia triunfa en nuestro mundo porque los enfermos codiciosos tienen los dados trucados cuando juegan en ese ‘gran casino’ que representa nuestro sistema financiero. Cuando las cosas van bien, los beneficios son para ellos y cuando van mal, somos el resto, los que con nuestro dinero, debemos acudir al rescate de sus quiebras para pagar sus deudas. Lo más grave de todo es que los gobiernos les ayuden, sin nacionalizar las entidades financieras que están a punto de quebrar. También resulta muy grave que lo hagan a costa de empobrecernos al resto y encima, mientan como bellacos cuando afirman que las ayudas destinadas a la banca y a las cajas de ahorros no les costará nada a los ciudadanos. Estas cínicas opiniones de los políticos y otras parecidas que dicen y hacen, me predisponen a pensar que, o bien los políticos están en nómina de alguna institución financiera que otra, o bien piensan estarlo en el futuro.

Lee el resto de esta entrada »


La clave: socializar el sector financiero, en lugar de sólo sus pérdidas

9 octubre, 2008

Ahora que hemos entrado en una profunda recesión económica, aunque las manipuladas estadísticas lo nieguen, necesitamos reflexionar, más que nunca, sobre cuál es el futuro que queremos construir. Sin embargo, para contemplar nuestras acciones del presente y poder criticarlas con acierto y justicia, se necesita dotarse de un buen punto de observación. Sin duda, la mejor posición es aquel punto ascendente que se situa en el horizonte elevado del futuro. Desde allí, desde la distancia de los tiempos en que se encuentran esas realidades prematuras que conforman las utopías, la visión es más nítida y más clara y está dotada, además, de una gran profundidad de campo.

Esta nueva perspectiva nos permite analizar, con mayor rigor, los obstáculos estructurales que dificultan nuestra marcha correcta hacia un futuro sostenible que coincidiría con el lugar donde la mayoría de los seres humanos aspirásemos a estar: en el punto donde mejor se colmen nuestros deseos de felicidad. De este modo, veremos con claridad quiénes son los rentistas del sistema que nos impiden avanzar hacia la sostenibilidad, hacia un lugar donde la especulación y la avaricia sean tan prohibidas como innecesarias. Adelantaré ahora que la solución a la grave crisis económica actual pasa por socializar —nacionalizar— el sector financiero, en lugar de sólo sus pérdidas.

Lee el resto de esta entrada »