El agujero negro financiero

16 septiembre, 2008

Ahora que algunos privilegiados científicos se afanan en jugar con su recién estrenado ‘megagadget’, conocido como “Large Hadron Collider” (LHC), para tratar de descubrir el famoso bosón de Higgs —una subpartícula atómica cuyo papel es el de transmitir interacciones entre el resto, actuar como componente de la radiación atómica y que se supone que podría explicarnos el origen de la masa de otras partículas elementales, es cuando nos surge el agujero negro financiero que bien podría tragarse el sistema financiero total, a nivel mundial.

Lee el resto de esta entrada »


El cáncer inmobiliario

17 marzo, 2008

Durante finales del siglo pasado, en pleno auge del neoliberalismo, el estereotipo de empresa exitosa se había ya equiparado con la obtención de elevados ratios de beneficios. Así nacieron los paradigmas empresariales de las empresas más emblemáticas. El club del éxito empresarial había nacido en clave de globalización. Sin embargo, la pertenencia a este club de exitosos era lograda mayoritariamente por las empresas innovadoras como IBM, Apple, Microsoft, etc. Con todo, dado que los máximos beneficios sólo podían ser logrados por las empresas hi-tech, las empresas menos innovadoras, como las empresas constructoras y financieras, decidieron reaccionar para lograr que sus beneficios se incrementaran también de igual medida.

Lee el resto de esta entrada »


¿Estamos rodeados de dirigentes como Bush?

17 noviembre, 2007

Rodeados no, pero influyen mucho. En caso contrario habríamos aplicado políticas tendentes a reducir nuestras emisiones de CO2 y es bien evidente que las que hemos puesto en práctica han sido tan tibias y contradictorias por lo que sus resultados no han podido ser más catastróficos. Cada año que pasa nos alejamos más y más de cumplir con Kyoto y es que sin liderazgo político no hay nada que hacer.

No tenemos líderes que apuesten por la preparación y la lucha contra el cambio climático. El desarrollo sostenible para ellos tiene un valor estético y que sólo es pasajero y de moda. La consigna que obedecen es la de hacer como si se hiciera algo para seguir haciendo más de lo mismo, beneficiando así a los rentistas de siempre.

Lee el resto de esta entrada »


Las externalidades y la vivienda

9 noviembre, 2007

Las externalidades o costes externos son fallos que habitualmente se producen en el mercado y a los que los diferentes gobiernos, si es que de verdad quisieran perseguir el bien común y defender el interés general como proclaman, deberían prestar particular importancia al objeto de subsanarlas cuanto antes. En el plano individual, se suelen identificar las externalidades con la influencia que las acciones de una persona determinada provocan sobre el bienestar de otra.

Éstas pueden ser positivas o negativas. Las externalidades positivas son aquellas que afectan favorablemente a terceros, como ocurre con la instalación de un sistema WIFI para la conexión a internet, ya que genera una externalidad positiva al facilitarnos a los vecinos la conexión gratis. Se dice que otras externalidades son negativas cuando afectan desfavorablemente a los demás, como ocurre cuando fumamos en espacios públicos, afectando a quienes no fuman. Las externalidades conocen también otra serie de dimensiones como son la económica, la social y la ambiental, siendo la construcción de infraestructuras y la edificación la actividad que mayor número de externalidades negativas de todo tipo produce.

Lee el resto de esta entrada »


¿Por qué seremos tan imprudentes?

8 octubre, 2007

Somos imprudentes porque se nos agota el petróleo y todavía, en Euskadi, seguimos apostando por la carretera y dejando que se edifiquen viviendas sin necesidad, habiendo tantas viviendas vacías, excesivamente caras y sin apenas eficiencia energética. Tampoco hemos hecho apenas nada para disminuir nuestra dependencia del petróleo, impulsando la producción energética en base a las energías renovables y, encima, todavía ni tan siquiera hemos sido capaces de construir ningún parque eólico en Gipuzkoa, uno de los Territorios históricos de Euskal Herria. La culpa no es sólo la de nuestros dirigentes porque a ellos los elegimos entre todos y, además, aquí y ahora, a quienes nos gobiernan les sale gratis que cada vez incumplamos más con Kyoto. Somos unos cobardes bajó el poder de la ‘omertá’ que nos hace callar y nos impide protestar por nuestra imprudencia.

Lee el resto de esta entrada »


¡Sálvese quien pueda!

15 julio, 2007

¡Que viene la crisis de la economía del ladrillo!, ¡Que viene y bien deprisa!, ¡Sálvese quien pueda de la burbuja inmobiliaria!. Son los graves avisos para navegantes que nos envía hace tiempo la economía de Estados Unidos y que han comenzado a agudizarse desde hace dos días. La razón reside en el hecho de que los temores hipotecarios se están cumpliendo: Las empresas dedicadas al préstamo de créditos para viviendas se están desplomando en la bolsa de Wall Street. Así, ayer, Acreddited Home cayó un 45% en menos de un santiamén. Hace dos días, la que se derrumbó fue New Century, una de las mayores empresas prestamistas de hipotecas en Estados Unidos. New Century también tuvo problemas muy graves de solvencia, así como fuertes desajustes contables, lo cual confirmaría el estallido de la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos.

Lee el resto de esta entrada »


Kutxa vuelve a casa

28 diciembre, 2006

Antes de nada he de decir que Kutxa es una caja de ahorros vasca que ha perdido el rumbo y que tiene serios visos de que ello —por su codicia al haber apostado tan erróneamente por la economía del ladrillo, creando su propia inmobiliaria y prestando a determinados promotores— tenga graves consecuencias, tanto para su imagen como para su viabilidad económica. En el caso de esta caja de ahorros como en el de otras, señalaré que la especulación del suelo y la vivienda ha jugado un papel dinamizador que hace tiempo comenzó a ser peligroso pues era más que seguro que, de seguir en ello, los éxitos iniciales del dinero fácil se convirtieran en una quiebra, más o menos encubierta. La economía del ladrillo ha tocado techo y puede convertirse en un lastre muy serio para el futuro. En estas circunstancias, el dinamismo de nuestra economía dependerá de si ahora somos capaces de corregir a tiempo el rumbo actual de parte del ahorro guipuzcoano tan escorado, directa o indirectamente, hacia la economía del ladrillo y la especulación.

Lee el resto de esta entrada »