Sin arriesgarse es difícil ganar

29 noviembre, 2009

En el ámbito de las redes eléctricas inteligentes, lo que puede resultar más apasionante es que tienen que surgir todavía muchas normas y que las tecnologías que se aplican se encuentran en continuo proceso de mejora. Por tanto, en cierto modo es comprensible —aunque nunca excusable por lo cínico e irresponsable que representa— que las empresas eléctricas no se atrevan a hacer grandes apuestas por diseños y productos ‘inteligentes’ pues quieren evitar el riesgo de invertir en algo que, más tarde, pudiera quedar obsoleto. ¡Como si las tontas redes eléctricas actuales no fueran lo suficientemente obsoletas ya!

Lee el resto de esta entrada »