Japón, un país al borde de la quiebra (II)

21 abril, 2011

Lo más necio e irresponsable de todas las desgracias que está padeciendo la población japonesa es que, en un país donde se producen varios terremotos al día, no tuvieran un Plan de Contingencia o Plan B para situaciones tan graves como la que, actualmente, Japón está viviendo. Lo más seguro es que hubiera algún ingeniero que lo planteara en su día, pero automáticamente fue silenciado por los jefes financieros de las empresas. Aprobar un Plan B sería haber incurrido en gastos considerados como “gastos extra” y lo más importante para este capitalismo codicioso son los beneficios, por no decir que es lo único que les importa a sus dirigentes.

Lee el resto de esta entrada »


Japón, un país al borde de la quiebra (I)

18 abril, 2011

Las consecuencias económicas para Japón debidas al terremoto, al tsunami y al inacabado desastre nuclear de Fukushima 1 van a ser terribles y muy dolorosas. Van a ser mucho peor que lo que se temía en un principio. En muchos círculos económicos se considera que el impacto económico sobre la economía japonesa está ya rozando su quiebra como país. Y es que todo llueve sobre mojado.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando informar ya no consiste en contar la verdad (y V)

4 abril, 2011

Cuando en Japón hablan de terremotos y de tsunamis, en otros lugares como en Alemania, Reino Unido, Francia y España se preguntan qué pasaría si un avión cayera sobre una central nuclear. ¿Cuántas centrales nucleares soportarían la caída de un avión sobre ellas? ¿En el peor de los casos, cuáles serían los niveles de contaminación radiactiva? ¿A cuantos millones de ciudadanos afectaría? Son datos que, siendo honestos y responsables, se deberían publicar que para los que viven a menos de 80 km de una central nuclear se lo pensaran dos veces.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando informar ya no consiste en contar la verdad (IV)

28 marzo, 2011

Por fin se reconoce que el reactor nuclear 3, el más peligroso, aquel que contiene plutonio, está agrietado. Ello hace que este reactor de la central nuclear de Fukusima-1 tenga tan peligrosas fugas radiactivas.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando informar ya no consiste en contar la verdad (III)

25 marzo, 2011

Cuando tanto los responsables oficiales de Japón, como los de Estados Unidos y los de otros países informados, comienzan a guardarse datos acerca de la situación real de la central nuclear se empieza a pensar en lo peor. Se podría entender cierta precaución a la hora de hacerlos públicos pero nunca engañando como lo están haciendo. Todos tenemos el derecho a conocer la verdad, al menos en teoría. Pero lo que no tiene perdón es que los medios de comunicación callen ante tanta censura y engaño.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando informar ya no consiste en contar la verdad (II)

24 marzo, 2011

La grave situación de la central de Fukushima-1 ha sido debida a un colosal cataclismo sísmico —terremoto+tsunami— que ocurrió hace dos semanas y que será considerado como el accidente nuclear más grave que seguramente conoceremos a lo largo de nuestras vidas. Un accidente nuclear que fácilmente podría superar al de Chernóbil, en términos de sus impactos sobre la economía mundial, por no hablar de sus impactos sobre las decenas de millones de personas que viven cerca y a sotavento de los reactores nucleares y de sus irreversibles impactos negativos sobre el medio natural.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando informar ya no consiste en contar la verdad (I)

23 marzo, 2011

Las enormes contradicciones que existen entre las noticias que recibimos desde Japón, acerca del desastre ocurrido en la central nuclear de Fukushima-1, están evidenciando la sarta de mentiras que los medios de comunicación son capaces de manifestar para ocultar la verdad a la gente y ponerse al servicio de intereses espúrios. En efecto, algunos medios se justifican diciendo que es para que no cunda el pánico entre la gente, pero cada vez somos más los que sospechamos que también es para salvar al poderoso lobby de la energía nuclear y a las compañías eléctricas que explotan las centrales nucleares.

Lee el resto de esta entrada »