LOS AMIGOS DE LA UTOPIA—2 Capítulo–I Sección

5 julio, 2021

por Juanjo Gabiña

CAPITULO 2

El encuentro de Delhi

I

— Ji dian zong le? —Mikel Pierre preguntó la hora que era a su amigo, mientras hacía esfuerzos por despertarse, poco antes de intentar salir del saco de dormir donde se encontraba y levantarse.

— Las cinco de la mañana. Te he despertado, un poco antes, para que tuvieras, antes de partir, tiempo suficiente como para desayunar algo caliente. Los sherpas hace una hora que se han levantado, en la otra tienda, y aguardan ya para partir.

— Eres muy bueno conmigo —le contestó el canadiense viendo la taza humeante de café, las tostadas, la mantequilla y la mermelada china que Garmendia tanto apreciaba. Sin pensárselo dos veces, saltó del saco y, a cuclillas, para no rozar con su cabeza el techo bajo de la tienda, se aproximó hacia donde se encontraba un pequeño fogón que soportaba una cafetera y desde donde surgía un delicioso aroma a café. Junto al fogón, había una pequeña mesita y, sobre ella, dos tazas de café que Meng-Tzu se encargaba de rellenar con el negro y estimulante brebaje. Mikel Pierre se abalanzó sobre una de las tazas de café y pegó un pequeño sorbo al caliente y aromático líquido de color negro. Después, una vez hubo rebanado dos tostadas con mantequilla y mermelada, se sentó sobre la manta.

— Ka fe, kao mian bao pian, huan yio, guo jian  —exclamó Mikel Pierre, indicando que ya se había aprendido, en el idioma chino-mandarín, el nombre de los componentes de su desayuno.

Meng-Tzu sonrió. Le asombraba la rapidez con la que el canadiense retenía los nombres y las palabras chinas. Además, había notado también que su pronunciación era excelente.

Lee el resto de esta entrada »


Los cartagineses como herederos de la civilización fenicia

4 julio, 2021

El poderío marítimo comercial de Fenicia

A comienzos de la Edad de Hierro, hacia el año 1200 a.C., las ciudades-estado de los fenicios eran las seis siguientes: Tiro, Sidón, Biblos, Aradus, Beirut y Tripoli. Por entonces, el comercio marítimo activó la integración económica, social y cultural de la cuenca del Mediterráneo.

A principios del primer milenio antes de Cristo, los fenicios establecieron puertos, bases, almacenes y emporios, hasta en el sur del Mar Negro y a través de toda la cuenca del Mediterráneo y más allá de las Columnas de Hércules como los griegos más tarde denominarían al estrecho de Gibraltar, si bien, originalmente, Hércules fue una deidad fenicia.

Sin embargo, Inicialmente, se establecieron estaciones comerciales en ubicaciones geográficas y económicas estratégicas. Liderados por la ciudad Tiro, situada en el sur de Fenicia, los fenicios se establecieron colonias territoriales en Chipre, Cerdeña e Iberia, ricas en minerales, en las Islas Baleares, Sicilia, Malta y en el norte de África, rico en agricultura (primero en Utica y más tarde en Cartago). También se descubrieron las costas atlánticas de África y Europa, y, tal vez, las Islas Canarias (visibles desde la costa) y las Islas Británicas.

Lee el resto de esta entrada »


El misterio de la reproducción de las anguilas

3 julio, 2021

El Mar de los Sargazos es el único mar en el mundo sin costas. el Mar de los Sargazos se encuentra en el Océano Atlántico, en una zona cercana al Triangulo de las Bermudas. Ubicado más hacia el norte, está rodeado por cuatro corrientes oceánicas, sin costas terrestres que lo rodeen. Lleva el nombre de las algas flotantes que lo cubren: Sargazo.

En lo que se refiere al Mar de los Sargazos, un misterio apasionante es el hecho de que las anguilas se reproducen solamente en un único punto del planeta, recorriendo una media de 6.400 km hasta llegar al Mar de los Sargazos sito en una zona cercana al Triángulo de las Bermudas

Lee el resto de esta entrada »


LOS AMIGOS DE LA UTOPÍA—1 Capítulo–VI Sección

2 julio, 2021

por Juanjo Gabiña

Capítulo 1

En el desierto de Takla Makan

VI

En Hertzeliya, una de las más bellas ciudades turísticas y tecnológicas de Israel, situada a orillas del Mar Mediterráneo, parecía que la temporada de verano se hubiera adelantado por lo menos un mes. Aquel sábado de Abril de 2030 había resultado francamente espléndido y, aunque todavía no había comenzado la temporada de baños, las diferentes playas se habían visto invadidas por una multitud de bañistas que buscaban como poseídos el contacto de sus desnudos cuerpos con la naturaleza, exponiéndolos a los irritantes rayos de sol y sometiéndolos, tras el calentamiento progresivo de la piel, al insuperable choque térmico como consecuencia de la inmersión en las menos que templadas aguas de la costa israelí. Uno de los numerosos bañistas que acudieron a la extensa playa de Hertzeliya aquella mañana, decidió prolongar su estancia hasta la tarde. Se trataba de una hermosa mujer morena que no había dejado de extenderse, varias veces, la crema de protección por su cuerpo, intentando evitar que los excesivos rayos ultravioleta, consecuencia de la cada vez más deteriorada capa de ozono, perjudicaran su piel. 

Lee el resto de esta entrada »