Las leyendas conocidas sobre el rubí, la piedra preciosa de la vida

El rubí es de color rojo. El rojo es el color de nuestras emociones más intensas: amor e ira, pasión y furia. Se asocia con objetos que encierran poder y deseo, como los vehículos rápidos y las rosas rojas. Las primeras civilizaciones de la historia atesoraban los rubíes por su similitud con el enrojecimiento de la sangre que fluía por sus venas, y creían que los rubíes tenían el poder de la vida.

El rubí es una de las piedras de color más históricamente significativas. Los rubíes se mencionan cuatro veces en la Biblia, en asociación con atributos como la belleza y la sabiduría. En el idioma antiguo conocido como sánscrito, el rubí se llama “ratnaraj”, que significa: “rey de las piedras preciosas”.

En el siglo I d. C., el historiador y a su vez,  procurador imperial romano, conocido como Plinio “el Viejo”, incluyó a los rubíes en su obra o enciclopedia “Naturalis Historia”, describiendo su dureza y densidad. Los antiguos hindúes creían que a los que ofrecían rubíes finos y delicados al dios Krishna, éste les concedía luego una reencarnación como reyes o emperadores.

Los hindúes dividieron el rubí en cuatro castas, llamando al verdadero rubí oriental con el nombre de “brahmán”. Se creía que alguien en posesión de un “brahmán” tenía la ventaja de una seguridad perfecta.

A lo largo de la historia, el rubí ha acumulado una gran cantidad de leyendas a lo largo de los siglos. La gente en la India creía que los rubíes permitían a sus dueños vivir en paz con sus enemigos.

En la antigua Birmania,  (conocida actualmente como Myanmar), los guerreros poseían rubíes para hacerlos invencibles en la batalla. Sin embargo, no fue suficiente con adornarse con los rubíes. tuvieron que insertárselos en su carne y hacer que formaran parte de sus cuerpos.

Los otros mitos sobre los rubíes

Se ha solido decir que los rubíes tienen una especie de luz interior. Según esta leyenda, el resplandor interior del rubí parece insinuar que tal vez contiene un fuego interior. Se cuentan historias de rubíes que emiten su propia luz. Un rubí incluso fue descrito como una piedra que brillaba como una antorcha. También se decía que si se ocultaba un rubí en un envoltorio, la gema podría llegar a brillar y a revelar su presencia. Este efecto visual puede haber inspirado algunos fragmentos curiosos de la tradición. Así, otra leyenda sostiene que un rubí colocado en un recipiente con agua podría hacer hervirla.

Se pensaba también que todas las variedades de rubíes tenían propiedades similares. Además de sus poderes protectores, se dice que los rubíes ayudaron a controlar los malos pensamientos, disipar la ira y resolver disputas. Sin embargo, los rubíes más oscuros se consideraron “masculinos” y las gemas más claras “femeninas”.

Cuando en la Edad Media se encontraban gemas que resultaban ser imágenes talladas, la gente creía que tales piedras adquirían dichas formas de forma natural. Aunque, en la antigüedad, estas piezas fueron talladas por algún joyero, no se creía que los seres humanos fueran capaces de hacerlo.

ambién se creía que las gemas poseían poderes especiales. Así, por ejemplo, si alguien encontraba un rubí con la forma de un dragón se creía que la joya tenía el poder de aumentar los bienes de esa persona y de hacer que quien portara la joya llevara una vida feliz y saludable.

De igual modo, en el pasado lejano, algunos creían que los espíritus habitaban dentro de las gemas o joyas que se consideran raras y hermosas. También se creía que las joyas se comportaban como si fueran seres sensibles y que tenían “sentimientos” incluso como los seres humanos.

El nombre rubí proviene de la palabra latina “ruber”, que significa “rojo”. Por ello, el rojo brillante del rubí sugería una llama inextinguible que ardía en la piedra, queincluso brillaba a través de la ropa y podía hervir agua. A su vez, el rubí ha sido llamado la más preciosa de las doce piedras creadas por Dios.

El rubí conservó su importancia con el nacimiento del mundo occidental y se convirtió en una de las gemas más buscadas por la realeza y las clases altas europeas. Durante la Edad Media, muchos europeos usaban rubíes para garantizar la salud, la riqueza, la sabiduría y el éxito en el amor.

El deseo por el rubí es tan grande hoy como siempre lo ha sido. Se sigue considerando que es una joya que representa el símbolo de la pasión. Por consiguiente, el rubí sigue siendo un regalo romántico ideal. Los consumidores se sienten atraídos por el color exuberante ya que para ellos también significa riqueza y éxito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: