¿Cuáles son las técnicas más famosas que se utilizan para llegar a encontrar oro en la naturaleza?

¿Alguna vez te has preguntado cómo encontrar oro en la tierra? Tanto si simplemente te pica la curiosidad como si has pensado en echarte la maleta al hombro e irte a la aventura en busca de pepitas como no poca gente sigue haciendo alrededor del mundo, los que tienen experiencia en este tipo de actividades nos aclaran algunos conceptos básicos de las técnicas que se utilizan al respecto.

Las dos técnicas para encontrar oro que son más famosas

Lo primero que es necesario saber es que existen dos formas fundamentales de encontrar oro en nuestro entorno natural:

A) La primera técnica de ellas sería lo que se conoce  como explotar una mina o un filón, de donde viene precisamente el término popular de “filón de oro”. En realidad, un filón es una masa de mineral que rellena una antigua grieta de las rocas de un terreno. En nuestro caso, se trata de depósitos naturales del oro, donde,  generalmente, el mineral de oro se encuentra en forma de pequeñas partículas incrustadas en cuarzo, pirita u otros minerales.

Hay entusiastas que buscan y rebuscan el oro, armados con detectores de metales. Lo hacen en rocas y suelos de zonas cercanas a antiguas explotaciones o en las que existan indicios de presencia de oro como son las vetas rojizas o doradas que aparecen en ciertas rocas. De este modo, lo que inicialmente podría ser considerada como  una actividad recreativa, aunque siempre con una cierta esperanza de fondo, puede convertirse en una actividad muy lucrativa.

No obstante, la forma más común de buscar y de encontrar oro en la tierra es la otra técnica que describimos a continuación. Aunque está técnica solo puede ofrecernos un botín modesto, también es cierto que gracias a este técnica, las probabilidades de encontrar oro son mucho mayores.

B) La segunda de estas dos técnicas consiste en buscar el oro en el lecho y riberas de los ríos. En diversos lugares de los ríos, el oro ha sido erosionado de las rocas por la acción del agua y acumulado en depósitos aluviales, en el lecho de arroyos, escondido entre sedimentos de otros múltiples materiales. Es allí donde se realiza de forma habitual la práctica del bateo, consistente en filtrar con una esmerada técnica la arena recogida en un recipiente para tratar de encontrar las pepitas de oro que se puedan esconder en ella. El bateo o lavado de oro​ consiste en la extracción de oro de un caudal de agua mediante el uso de una batea que se llena de arena sumergiéndola en la corriente. Al removerla con la mano, se desprende la grava hasta dejar solo la arena y las posibles pepitas de oro.

Existen lechos reconocidos por una presencia relativamente elevada de partículas de oro en los que incluso se llevan a cabo competiciones y eventos en torno al bateo o lavado de oro. A su vez, otras personas siguen tratando de descubrir cauces aluviales en los que pudieran existir sedimentos con el preciado material. Por supuesto, las empresas especializadas en la minería de oro, también disponen de otros medios tecnológicos para estudiar, detectar y encontrar la existencia de depósitos de oro en la tierra. La ‘pepita’ de oro más grande encontrada en la naturaleza pesaba nada menos que 20 kilogramos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: