¿Por qué en la física teórica se permite especular con teorías sobre las que no se puede probar que son ciertas, ni tampoco lo contrario?

¿Hasta qué punto es inteligente aceptar algo en base al “argumentum ad ignorantiam”? Pues tal como lo explica el Sitio sobre “falacias lógicas explicadas gráficamente” el argumento “ad ignorantiam” también conocido como llamada a la ignorancia, es una falacia que consiste en sostener la verdad (o falsedad) de una proposición alegando que no existe prueba de lo contrario, o bien alegando la incapacidad o la negativa de un oponente a presentar pruebas convincentes de lo contrario.

En la práctica, se conocen algunos razonamientos que se presentan con cierta apariencia de rigor para convencernos de son verdad, pero en realidad se basan en falsas propuestas que no tiene nada que ver con la lógica. Estas formas de razonamiento tan flojo y endeble como engañoso se conocen como falacias. Una de ellas es el “argumento de la ignorancia”. 

Esta falacia tiene una característica general: se afirma que un enunciado es verdadero o falso porque no hay pruebas que digan lo contrario. En otros términos, se infiere la falsedad de una idea o propuesta porque no se ha podido demostrar su verdad.

Quienes argumentan de esta manera no basan su argumento en el conocimiento, sino en la ignorancia. Es decir, en la falta de conocimiento. Se suele señalar con la frase: “la ausencia de prueba no es prueba de ausencia”; es decir, cometes esta falacia cuando dices que algo es verdad (o mentira) basándote en la ignorancia existente sobre ella.

Ejemplos:
-Sobre la existencia de Dios: No se puede probar la inexistencia de Dios.
Por lo tanto, gracias a ello, se intenta demostrar que Dios existe

Igual ocurre a la inversa: No se puede probar la existencia de Dios.
Por lo tanto, de igual manera se intenta demostrar que Dios no existe

-Wikileaks no ha demostrado la teoría conspirativa acerca de quiénes fueron lo verdaderos autores de los atentados del 11-S, 11-M y 7-J. Por lo tanto, Wikileaks forma parte de una campaña de desinformación orquestada por el gobierno estadounidense. Es decir que forma parte de lo que representa una desclasificación controlada de documentos para armar ruido y despistar a la gente.

Para rebatirla:
Debemos pensar que el hecho de que no conozcamos algo, cualquier afirmación sobre ese algo me obliga demostrarlo con pruebas y, si no las tengo, no hay evidencias y si no las hay se trata de una falacia o de una burda calumnia. En conclusión, el hecho de que no tengamos ni idea de lo que pasa, no significa que ello nos otorgue carta blanca para inventarnos lo que sea y presentarlo luego como si fuera cierto. Sin pruebas suficientes, sin evidencias, no hay verdad alguna porque no se puede demostrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: