¿Es verdad que el ser humano es egoísta por naturaleza?

En general no lo es, ni tiene motivos para serlo, pero se infecta rápido con esa enfermedad del alma que es el egoísmo cuando comprende que la vida puede resultarle muy cruel si uno se descuida y no se ocupa de si mismo exclusivamente. Más tarde, da el abominable paso de hacer a los demás lo que nunca le hubiera gustado que le hicieran a él. En poco tiempo, pierde cualquier sentido de la conciencia que nos viene grabada en la ciencia de la vida hasta llegar a no distinguir el bien del mal.

Por si fuera poco, convierte la cooperación y la ayuda mutua en una lucha por la supervivencia que se transforma en un deseo irrefrenable de poseer y dominar. Es así cómo se infecta con la enfermedad de la avaricia y no parará hasta transformarla en el motor de la economía financiera actual que tanta desgracia, angustia e inseguridad ha traído a  nuestras vidas. 


Poco a poco, y con el paso de los años, el ser humano va descubriendo también que la gente que es mala suele ser la que más triunfa y que, además, sus líderes políticos y económicos se han convertido en los seres más egoístas y corruptos del Planeta. La mentira y el cinismo se han convertido en claves para alcanzar el éxito.

El hecho de asociar el poder con el egoísmo es lo que contamina al ser humano y lo confunde, haciéndole pensar que para triunfar todos hemos de ser egoístas como los líderes que tenemos. Son líderes que, a pesar de las crecientes desigualdades sociales, pueden dormir tranquilos ya que son ajenos al sufrimiento de los demás. Son psicópatas. Por ello, sería bueno y acertado eliminar a los que padecen esta enfermedad de las listas electorales.

Son los líderes que sostienen y hacen posible que vivamos en un mundo injusto donde el 10% posee casi el 80% de la riqueza total y donde cada vez son más los ciudadanos que, a pesar de estar trabajando, no pueden llegar a fin de mes, mientras que otros acumulan cientos y miles de millones de dólares que ni aunque vivieran miles de años podrían nunca gastar.

Me reafirmo en que el ser humano no es egoísta por naturaleza. Pero, por favor, no disculpemos a los que son egoístas y avariciosos y pongamos cuanto antes límites al enriquecimiento y a la desigualdad social. No olvidemos que estos líderes que son egoístas y corruptos lo son porque quieren serlo y se consideran impunes. Demostremos que eso no es cierto, si acabamos con la corrupción.

De cualquier modo, no sería malo que ante esta chapuza de mundo, donde tantos sufren angustias y privaciones para que unos pocos se hagan con todo,  Dios enviara un nuevo Moisés que castigara a los poderosos con unas nuevas Plagas y se reeditaran unos nuevos Mandamientos que los actuales han quedado obsoletos después de 3500 años.

Es necesario que los seres humanos vuelvan a ser libres y de acabar con el neo esclavismo imperante que tanto subyuga a la humanidad entera y la condena sufrir una vida en precario y llena de angustias, privaciones y sufrimientos, donde ni tan siquiera se puede aspirar a tener hijos porque ya no se pueden mantener, y mucho menos educar dignamente.

Un lugar donde las clases medias —defensoras de la democracia, la equidad social, el Estado de Bienestar y las libertades— se empobrecen lánguidamente y, de este modo, la sociedad, a pesar de los avances de la ciencia y de la tecnología, camina hacia un nuevo feudalismo. Si simplemente evitáramos hacer a los demás lo que no quisiéramos que nos hicieran a nosotros, el mundo caminaría muchísimo mejor. Éste debería ser uno de los principales preceptos entre los nuevos Mandamientos de la Ley de Dios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: