¿Qué es lo que nos sugiere esta frase: “La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano”?

Esta frase tan acertada de San Agustín: “La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado es algo que parece grande pero no está sano” es también una fuerte llamada de atención a todos los seres humanos para que abracemos la virtud humana de la humildad. Conseguiremos ser humildes mediante el desarrollo y la toma de conciencia de nuestras propias debilidades, que si bien algunos las tienen más que otros, no hay nadie que se escape de sufrir limitaciones. Cada uno es él y sus circunstancias y debe obrar en consecuencia con lo que cada uno piensa pero respetando siempre la dignidad y el buen nombre de los demás.

“Si no vives como piensas, terminas pensando como vives”

Se trata de una frase que nos debería acompañar a todos, a lo largo de  nuestra vida. Es muy curiosa la capacidad que tiene el ser humano para perdonar fácilmente sus fallos y, sin embargo, hacerlo con dificultad cuando de trata de los demás. Por eso, se termina pensando que el actuar mal puede estar bien porque lo relativizamos en función de quién es el que lo hace. De este modo, llega un momento en el que nos llenamos de tantos prejuicios y estereotipos falsos para justificar comportamientos inaceptables, que ello nos convierte en unos verdaderos monstruos.

El hecho de ser humildes nos ayuda a ser justos con otras personas e, incluso, a ser críticos con nosotros mismos o con las personas que más queremos. De este modo, ello nos evitará tener que buscar quién nos la paga, cuando deberíamos descubrir quién nos lo ha hecho y dejaríamos de culpar a gente inocente como acostumbramos.

Una persona que actúa con humildad no tiene complejos de superioridad, ni tampoco  tiene la necesidad de estar recordándoles constantemente a los demás sus éxitos y sus logros. Una persona humilde mucho menos utilizará sus éxitos para pisotear a las personas de su entorno. En este sentido, la humildad es un valor opuesto a la soberbia. A su vez, es la regla de juego que resulta clave para poder respetar siempre la dignidad de los demás. Esta regla consistiría en no hacer nunca a otras personas lo que no nos gustaría que nos lo hicieran a nosotros.

Todo es tan simple como lo que he expuesto aunque reconozco que se necesitaría fortalecer mucho la inteligencia emocional, desarrollar la empatía y aprender a ponerse dentro de los zapatos de los demás. Por ello, la inteligencia emocional debería ser una asignatura obligatoria en la educación básica y secundaria y no otras asignaturas o contenidos que no valen para nada. Quién obra con humildad no se vanagloria de sus acciones. Es una persona que rechaza la ostentosidad, la vanidad, la arrogancia y el orgullo, y prefiere ejercitar valores como la modestia, la sobriedad y la mesura, así como tratar con positivismo y cariño a los demás.

“¡Vanidad de vanidades!, ¡Todo es vanidad!”

La humildad puede ser una cualidad humana independiente de la posición económica o social que cada uno ocupe en la vida. Una persona humilde no pretende estar por encima ni por debajo de nadie, sino que sabe que todos somos iguales, y para ella nuestra propia existencia como un ser humano que somos, merece el mismo grado de dignidad. De todo ello se deduce que ser humilde no implica dejarse humillar, puesto que la humildad nunca supone una renuncia a la dignidad propia que merecemos como personas.

Por ello, es muy condenable que desde las religiones se insista en que hay que soportar y no rebelarse contra la tiranía y la explotación porque la justicia contra los tiranos y los ricos ya la aplicará Dios en el otro mundo. Toda persona humilde también debe luchar por ser respetado y poder vivir con dignidad y las religiones deberían alentar esa rebelión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: