¿Por qué Alemania no invadió a Suiza durante la Segunda Guerra Mundial?

Desde principios de 1937 hasta la invasión de Polonia en 1939, Adolf Hitler aseguró que siempre respetaría la inviolabilidad y la neutralidad de Suiza. Sin embargo, su opinión cambió con el tiempo y ordenó a sus generales planear el ataque para conquistar la Confederación Suiza.

El primer plan de invasión de Suiza se conoció como “Operación Tannenbau”, que después de la conquista de Francia comenzó a planearse en el verano de 1940.

El ejército del Tercer Reich preparó una invasión simultánea que entraría por el oeste y el sur de Suiza.


El pánico sacudió a la población y al gobierno suizo que dejaría de ser un país rodeado de países ocupados por el Eje. Sin embargo, el plan fue abortado porque se presentaron otros planes y se dio prioridad absoluta a la invasión de la Unión Soviética (“Operación Barbarroja”), evitando así la dispersión de las fuerzas. Para concentrar recursos significativos en esta operación, la invasión de Suiza debió posponerse pero no olvidarse.

En octubre de 1940, se presentó un segundo plan que también buscaba aprovechar las posiciones nazis en Francia, pero no despertó mucho entusiasmo en el Tercer Reich y fue olvidado. A partir de 1941, Hitler comenzó a suavizar su política hacia el país helvético, en vista de lo que bien que colaboraba Suiza con los intereses nazis. Así pues, Suiza continuó proporcionando a los nazis cuentas corrientes, administración de dinero para negociaciones internacionales, equipos industriales, equipos ópticos y equipo de guerra, manteniendo las rutas tomadas para escapar y relacionarse con los aliados.

Sin embargo, en 1943, los planes de la Alemania nazi para conquistar Suiza se relanzaron cuando el general Herman Böhme propuso una estrategia para invadir el país enviando doce divisiones y tres divisiones de montaña al norte capturando industrias intactas. Pero, la caída de Italia, a finales de 1943, hizo añicos las últimas esperanzas de Hitler de capturar Suiza, que se convirtió en una de las pocas naciones europeas que no fueron conquistadas por los nazis.

En cualquier caso, la Confederación Suiza no ha sido tan neutral como se cree. Se le acusa de haber dado pasaportes diplomáticos a criminales nazis perseguidos por sus crímenes de guerra y, por el contrario, de haberse negado a dar asilo a miles de judíos que escapaban del horror de los campos de exterminio, mientras que sus empresas financieras colaboraban con el Tercer Reich, lavando el oro de los nazis.

Por lo tanto, se critica fuertemente el hecho de que, si bien los bancos y coleccionistas suizos aceptaron sin escrúpulos el oro y las pinturas robadas por los nazis, las autoridades de la Confederación Suiza se negaron a dar refugio a los judíos que intentaron escapar del Holocausto y los empresarios industriales colaboraron con el Tercer Reich abriendo fábricas en el interior de los campos de concentración utilizando una mano de opbra de esclavos. Después de tomar nota de todo esto, la pregunta que surge es: ¿Por qué iba a estar interesado Hitler en invadir Suiza si ya obtenía todo lo que necesitaba del país helvético?. Además, si perdía la guerra, cosa cada vez más probable, Suiza sería un coladero para que escaparan los nazis, como las ratas de los barcos que se hunden.

Una anécdota negra y macabra que puso a prueba el talante de la banca suiza fue la de querer quedarse con todos los depósitos monetarios o de otros objetos de valor propiedad de los judíos asesinados durante el Holocausto. Se negaron  a atender las reclamaciones de los familiares próximos que reclamaban dichos depósitos. La excusa que daban era que no podían transferirles dichos depósitos en dinero o en otros valores hasta que no entregaran un certificado de defunción del supuestamente fallecido en los campos de exterminio donde el padre, madre, tío, abuelo o familiar había sido masacrado. ¡Vaya prodigios de cinismo y avaricia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: