La historia del cemento, el puerto de Sebastos de Cesarea y el cemento hidráulico

El cemento es un conjunto de materiales aglutinantes. El cemento forma una sustancia utilizada para la construcción que se ajusta, endurece y se adhiere o pega a otros materiales para unirlos entre sí.

El cemento se fabrica a través de una combinación química estrechamente controlada de calcio, silicio, aluminio, hierro y otros ingredientes. Los materiales comunes utilizados para fabricar cemento incluyen piedra caliza, conchas y yeso o marga combinados con esquisto o pizarra, arcilla, escoria de alto horno, arena de sílice y mineral de hierro.

Puerto comercial de Sebastos  y ciudad romana de Cesarea, Siglo I, Israel

La historia del cemento viene de muy antiguo. En efecto, la historia de la humanidad nos muestra que los seres humanos aprendieron pronto las propiedades de las mezclas de caliza, arcilla y yeso para producir cemento y utilizarlo en la construcción. Hace unos 8.000 años, la mezcla de cemento con agua, arena y áridos dio como resultado un nuevo material que se podía modelar fácilmente y que, cuando endurecía, adquiría características de solidez, resistencia y durabilidad notables. Este nuevo material fue el origen del hormigón.

En el año 2600 a.C., en Egipto ya se utilizaba el mortero –mezcla de arena con materia cementosa- para unir bloques de piedra y levantar sus prodigiosas construcciones. Parte de una de las pirámides de Gizeh fue levantada con hormigón.

En el año 450 a.C., los constructores griegos y romanos descubrieron que ciertos materiales procedentes de depósitos volcánicos, mezclados con caliza, arena y agua, producían un mortero de gran fuerza, un cemento hidráulico capaz de resistir la acción del agua dulce y salada.

Los romanos utilizarían el hormigón en la construcción de grandes edificios e instalaciones como el anfiteatro de Pompeya y también en la construcción de la red de agua potable y en la red de evacuación de aguas residuales. Pero llegaron los cementos hidráulicos.

Los cementos llamados hidráulicos como el llamado “cemento Portland” se endurece y se vuelve adhesivos debido a una reacción química entre los ingredientes secos y el agua. El cemento hidráulico romano consistía en un mortero hecho de cal, puzolana (una ceniza volcánica similar a la arena, naturalmente rica en aluminosilicatos) y agua, a la que se añadieron varios tipos de agregado de escombros. La mezcla resultante era un concreto (mortero) muy resistente y duradero, que podía solidificarse bajo el agua y que era impermeable.

Mientras la mezcla estaba en estado líquido podía colocarse en encofrados de madera para formar masas monolíticas. A comienzos del siglo I, este cemento se utilizó en Israel para la construcción del segundo puerto más importante del Mediterráneo, el puerto de Sebastos, Cesarea, cuando gobernaba Herodes el Grande, en un tiempo récord de cuatro años.

Aunque los griegos ya utilizaban un compuesto similar, fueron sus herederos romanos los que aprendieron a sacarle más partido, creando un nuevo tipo de hormigón, lo que les permitió levantar edificios más sólidos, más grandes, más resistentes y, especialmente, construir bajo el agua. Herodes llamaría al puerto, Sebastos, y lo hizo en honor de Augusto (su nombre traducido al griego).

El lugar donde se construyó era una playa de arenas movedizas desprovista de abrigo alguno, ya que la línea costera estaba expuesta al Mediterráneo, y además existía una corriente que arrastraba la arena de sur a norte. Sus constructores se enfrentaron a desafíos de diseño y edificación nunca antes encontrados en los puertos del Mediterráneo.

Las razones de la elección de este enclave fueron políticas, no porque la naturaleza favoreciera allí la construcción de un puerto. La rapidez de la ejecución, unida a la complejidad y a la magnitud de la obra son excepcionales, por lo que se clasifica como uno de los logros de ingeniería más impresionantes de la época.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: