¿Por qué los economistas, que solo nos amenazan con pronósticos de salir corriendo, nunca ofrecen la solución que aplicó Franklin Delano Roosevelt al exigir que los más ricos pagaran impuestos superiores al 90% de ingresos para salir de la crisis?

El “New Deal” (traducido al español: «Nuevo Pacto o Nuevo Acuerdo») es el nombre dado por el presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt a su política intervencionista qu fue puesta en marcha para luchar contra los efectos de la Gran Depresión en Estados Unidos.

El principal teórico de la política económica del New Deal es el economista británico, John Maynard Keynes, quien a través de sus escritos influye en los asesores de Roosevelt y determina el carácter de las medidas económicas adoptadas.

El término New Deal agrupa una serie de leyes que aprueba el Congreso, a propuesta del Presidente, encaminadas a combatir la depresión económica. Esta legislación tiene un carácter experimental, tal como anuncia el presidente Roosevelt durante su campaña electoral: “el país pide una valiente y continua experimentación… coger un método y probarlo. Si falla, admitirlo abiertamente y probar otro”.

El presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt

El New Deal necesitaba recursos económicos a gran escala para acometer las reformas laborales y sociales que se están trazando. Así pues, en 1935 el gobierno elabora unas medidas fiscales para conseguir la financiación a través de los impuestos. La segunda ley económica se aprueba el 30 de agosto y es conocida como la “Wealth Tax Act” o “Revenue Act”, (ley de impuesto sobre la renta).

En el año 1934, Roosevelt utilizó su mayoría para aprobar rápidamente un impuesto sobre la renta del 79% para los americanos que ganaran más de 5 millones de dólares al año y uno de sucesiones, del 70%, para herencias con un valor superior a los 50 millones. También se llegó a pagar hasta el 90% de las rentas más altas años más tarde. Franklin D. Roosevelt había obtenido el 61% de los votos emitidos en las elecciones generales norteamericanas. El desempleo había pasado del 25 al 10% gracias a una fortísima política de empleo público sufragada por un Estado capaz de recaudar ingentes cantidades de dinero de las clases mas ricas.

Ni siquiera el estallido de la Segunda Guerra Mundial alteró los planes del gobierno de Roosevelt. «Ni un solo millonario de guerra», fue el lema del presidente, que recordaba bien las polémicas provocadas por las grandes fortunas que algunos acumularon mientras sus compatriotas luchaban al otro lado del Atlántico durante la Primera Guerra Mundial.

De hecho, los impuestos siguieron subiendo y se alcanzó el 81% para las rentas más altas y a finales del año 1942, alguien que ganase un millón de dólares al año pagaba 809.995 solo en impuestos directos. Los ricos tenían un poder adquisitivo siete veces inferior al que habían tenido antes del estallido de la Gran Recesión en 1929.

El New Deal produjo un aumento sin precedentes del intervencionismo del gobierno en la economía, planificándola e incorporando el control social. Por lo tanto, Roosevelt abandona los principios del laissez faire. En resumen, “Es evidente que el New Deal de Roosevelt debería considerarse como un camino nuevo para superar los males del capitalismo y para atender las exigencias de una mayor justicia social”. Los políticos deberían recordar que la democracia debe respetar el principio de “Una persona, un voto” y no ser corruptos apoyando el principio antidemocrático de “Un euro, un voto”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: