Los territorios de la Península Ibérica donde habitaron los Tartessos y un poco de su historia

“Tartessos” es el nombre dado por los griegos a la primera civilización occidental que conocieron, que habitaba el suroeste de España. Fue el primer estado organizado de la Península Ibérica y se desarrolló altamente a nivel político y cultural a fines del segundo milenio antes de Cristo.

El reino de Tartessos fue el primero en España que tuvo relaciones con las civilizaciones históricas del Mediterráneo oriental, como los griegos y los fenicios, y tuvo con ellos importantes relaciones comerciales. Por lo tanto, y por su riqueza en minerales, los Tartessos alcanzaron una gran importancia.

El país de los Tartessos se menciona en muchas fuentes históricas como un reino rico y que conocía un gran esplendor y por cierto, no tenían nada que ver con los iberos de las costas mediterráneas del este. De igual modo, a teorías que relacionan a los Tartessos con los Atlantes.

El territorio donde se ubicaba Tartessos

El reino de Tartessos estaba ubicado en una región que era atravesada por el río “Tartessos”. Más tarde este río sería llamado “Betis” por los romanos y “Guadalquivir” por los moros.

Siglos más tarde, los historiadores romanos que tocaban de oídas; además, oían lo que les interesaba y escribían lo que más le convenía a su imperio,  consideraban que el reino de Tartessos venía del nombre del río más importante de aquellas tierras. El río Tartessos llegaba hasta el mar por dos bocas que comprendían su desembocadura y entre estas dos bocas decían que se encontraba una ciudad con el mismo nombre llamada Tartessos.

Después de conquistar los romanos esas tierras de Tartessos y que, aunque no era el río más largo de la península pero así lo decían, los romanos le cambiaron el nombre para que sus naturales se olvidasen de sus raíces y lo denominaron Betis. La ciudad de Tartessos que sufría el efecto de las mareas paso a llamarse Betis también y su región fue conocida como Bética.

En resunen, toda esta descripción significa que, con el nombre de Tartessos, los historiadores griegos y romanos identificaron un río, un reino y la capital de este reino, ubicado en la desembocadura de ese río. El historiados griego del siglo IV a.C. (Cumas, 400 a.C.) escribe que la capital Tartessos se situaba a dos días de viaje (1000 estadios) desde las Columnas de Hércules (Gibraltar). Desde Gibraltar hasta la actual desembocadura del Guadalquivir había 900 estadios.

A pesar de muchas descripciones detalladas, la capital de Tartessos aún no se ha encontrado ya que la geografía del área ha cambiado durante los últimos 3000 años:

  • La desembocadura oriental del río es la única que existe ahora. Se encuentra en la provincia de Cádiz, y fue un delta mucho más amplio históricamente.
  • La boca occidental ya no existe, pero se considera que estaba ubicada entre los pueblos actuales de Matalascañas y Huelva. En esta área hoy solo encontramos una serie de lagos.
  • Históricamente, entre estos dos brazos del río Guadalquivir había una gran laguna, y en esta laguna había al menos una isla donde probablemente se encontraba la legendaria ciudad.
  • Ni esta laguna ni ninguna isla existen hoy en día, todo esto es un área de pantanos que forman parte del Parque Nacional de Doñana a lo largo de la Costa de la Luz. Las prospecciones realizadas en Doñana concluyen que hubo dos desastres naturales (tsunamis) que causaron el hundimiento de las islas y las zonas secas, una de las cuales ocurrió alrededor del año 1500 a. C. y la otra, en el año 200 a. C.

Tartessos era una sociedad altamente urbanizada con muchas ciudades a lo largo de las orillas del río Guadalquivir. Algunas ciudades tartesias que se conocen hoy en día incluyen: Huelva, Escacena del Campo (en la provincia de Huelva) donde se han realizado los hallazgos más importantes de esta civilización; “Turta” (hoy Puerto de Santa María en Cádiz); Sevilla; “Urso” (hoy Osuna en Sevilla) y “Etibirge” (hoy Elvira en Granada).

Sobre la base de las excavaciones, la cultura tartésica se ha dividido en dos períodos: el primero se llama “geométrico” y coincide con el final de la Edad del Bronce y abarca desde el 1200 a.C. hasta el 750 a. C. El segundo se llama “orientalizante” y oscila entre 750-550 a. C. Durante este periodo, la cultura tartésica recibió influencias orientales debido a los contactos con fenicios y griegos.

Economía y comercio

El desarrollo económico y cultural de esta civilización fue posible debido a su riqueza en recursos naturales (agricultura, ganadería, pesca y minería) y sus relaciones comerciales con las civilizaciones mediterráneas de Europa y África.

Los recursos más importantes de Tartessos fueron los metales, especialmente el oro, la plata, el estaño y el bronce, que ya se extraían alrededor de 1000 años antes de Cristo. De hecho, Tartessos fue el principal proveedor de bronce y plata del área mediterránea.

Los fenicios fueron los socios comerciales más importantes. Ya durante el siglo VIII a. C., establecieron puertos comerciales a lo largo de la costa, dentro del territorio de Tartessos. Estos centros comerciales fueron Gadir (Cádiz), Abdera (Adra, Almería) y Sexi (Almuñecar en la provincia de Granada). Estas relaciones comerciales fueron muy importantes para ellos, especialmente cuando las minas del Sinaí cayeron en desuso. Los griegos también mantuvieron relaciones comerciales con Tartessos y fundaron ciudades en la península ibérica.

En cuanto a la riqueza de Tartessos, encontramos muchas citas históricas:

  • Éforo, Aristófanes y Estrabón mencionan a Tartessos como una tierra rica en recursos marinos y terrestres y como un centro de comercio de plata y metales.
  • El geógrafo e historiador griego Estrabón (63 a.C – 23 d.C) escribió que los tartessianos eran muy buenos en ingeniería y que tenían un sistema sofisticado para regular el flujo del río. También se asegura de que alrededor del río había muchas ciudades ricas y florecientes.
  • Herodoto escribió en el siglo V a. C. que Tartessos era un gran emporio de riqueza más allá de las Columnas de Hércules (el Gibraltar de hoy).

Gobierno y cultura

El sistema político de Tartessos era una monarquía con una capital central desde donde controlaban todo el territorio.

Anacreonte mencionó el 530 a. C. la gran riqueza y las complejas estructuras políticas del reino y Estrabón escribió: “Son considerados los más educados de los íberos, tienen su escritura, incluso tienen crónicas históricas, poemas y leyes en verso de los cuales dicen son seis mil … “. Hoy no sabemos si el número 6000 se refiere a la edad del códice o su longitud, si hubo 6000 versos o leyes, porque el documento está muy dañado y la palabra que sigue al número es ilegible.

Tampoco sabemos cuántos años tiene el idioma tartésico y aún no se ha descifrado. Se han encontrado una serie de “estelas” con sus escritos, la más antigua de ellas data del siglo IX a. C.

También hay menciones acerca de varios reyes míticos de Tartessos. Así, por ejemplo:

  • Gerión era el rey de Tartessos cuyos grandes rebaños de ganado fueron robados por Hércules según la mitología griega
  • Norax, nieto de Gerión, conquistó el sur de Cerdeña donde fundó la ciudad de Nora. Dictó las primeras leyes, dividió el reino en siete ciudades, la sociedad en siete clases y obligó a la clase noble a trabajar. En la mitología griega, Nóraxes hijo del dios Hermes y de Eritea, hija de Gerión. Nórax es un rey asociado a Tartessos.
  • Gárgoris ​ fue un rey mitológico de los cunetes, uno de los pueblos de los tartessos que introdujo la apicultura y el comercio, así como nuevas herramientas agrícolas como el arado.
  • Pero solo en uno de ellos hay fuentes históricas específicas; Argantonio, el último rey conocido de Tartessos.

Argantonio, rey de Tartessos

El rey Argantonio ha sido mencionado muchas veces (por Anacreonte, Avieno, Estrabón, Luciano de Samosata , Cicerón, Plinio, Valerio Máximo, entre otros), y todos escriben sobre la riqueza, el pacifismo y la hospitalidad en su reino.

También Herodoto informa sobre Argantonio (el “Hombre de plata”), el último rey de Tartessos que reinó entre 670-550 a. C., y menciona su incalculable riqueza y generosidad.

También escribe sobre su amistad con los griegos. Cuando la expansión del Imperio Persa amenazaba a las ciudades jónicas en la costa oeste de Asia Menor, Argantonio incluso invitó a los griegos a establecer asentamientos dentro de su territorio.

Los griegos no aceptaron esta oferta, pero aceptaron los 1500 kg de plata que Argantonio les envió para fortalecer los muros de Focea, su capital ubicada en la Turquía actual. Sin embargo, los griegos no pudieron detener a los persas, y las ciudades jónicas estaban cayendo bajo la dominación persa. Al final, Focea fue conquistada y destruida alrededor del 540 a.C., diez años después de la muerte de Argantonio.

La amistad entre Argantonio y los griegos debió haber sido muy incómoda para los fenicios, que temían que su tradicional monopolio del comercio con los tartessos pudiera verse amenazado. Estrabón se refiere a este hecho cuando escribió “las mejores ciudades de Tartessos fueron habitadas por los fenicios”. Ahora Argantonio invitó a los griegos a hacer lo mismo.

Además, los fenicios habían sufrido la presión asiria sobre sus ciudades en el este. Después de que la capital, Tiro, fuera conquistada por los asirios en 580 a. C., la ciudad fenicia de Cartago se declaró independiente y se convirtió en el centro del Estado púnico.

Una vez que los asirios cortaron el vínculo con Oriente, Cartago se concentró en el comercio con Occidente. Entonces, las relaciones comerciales entre los fenicios y los tartessos del 580 a. C. (30 años antes de la muerte de Argantonios) ya no estaban con los fenicios de Tiro, sino con el Cartago púnico, que dependía en gran medida de los minerales de los tartessos.

Al mismo tiempo, Cartago poseía una poderosa armada y tenía la intención de convertirse en la primera potencia económica y militar del Mediterráneo occidental.

El fin de Tartessos

Después de la muerte de Argantonio (en el año 550 a. C.), toda la información sobre Tartessos desaparece súbitamente, lo que junto con el hecho de que nunca se haya encontrado la capital de Tartessos, generó mucha especulación: ¿Cómo podría desaparecer una civilización tan importante sin dejar rastros?

Probablemente los cartagineses simplemente ocuparon la tierra de Tartessos. Esto podría ocurrir poco después de la batalla naval de Alalia, en la que los etruscos y los cartagineses derrotaron a los griegos. Esta batalla tuvo lugar en el año 535 a. C., cinco años después de la caída de Focea en manos persas, y quince años después de la muerte de Argantonio. La ruta a Iberia ahora estaba cortada para los griegos y no había más posibilidades de ayuda mutua entre griegos y tartessos.

La derrota griega dejó a los tartessos sin aliados y expuestos al ataque púnico. De hecho, se informa que alrededor del año 500 a.C., los tartessos fueron atacados por los cartagineses, quienes destruyeron su capital y la dejaron sin protección del mar. También Mainake (Málaga), la ciudad griega fundada bajo la protección de Tartessos, fue destruida al mismo tiempo.

Después de la caída de la capital, todo el imperio de Tartessos desapareció. Los informes históricos indican que Tartessos tenía poca defensa militar, ya que su éxito siempre se basaba en el comercio y las relaciones amistosas con sus vecinos. De este modo, es como Cartago pudo poner bajo su influencia la mayor parte de la costa mediterránea española. Esta situación continuó hasta las Guerras Púnicas entre Cartago y Roma por la hegemonía en el Mediterráneo occidental.

En el año 146 a. C., Cartago fue totalmente derrotado y los romanos llegaron a la Península Ibérica. Allí encontraron una región llamada “Turdetania” donde vivían los descendientes de Tartessos. Llamaron a esta región “Bética” y el río “Tartessos” que cruzaba la región comenzó a llamarse el río “Betis”.

Referencias de la Biblia

Según varios historiadores, la ciudad bíblica “Tarsis” fue la capital del reino de Tartessos. Si esto es correcto, encontramos múltiples menciones:

En el Oráculo contra Tiro, el profeta Ezequiel (27, 12) informa que la plata, el hierro, el plomo y el estaño fueron entregados desde Tarsis a Tiro y luego (muy probablemente) vendidos a Mesopotamia.

El Libro de los Reyes I menciona barcos de Tarsis, que traían cada tres años oro, plata, marfil, así como simios y pavos reales a la corte del rey Salomón.

También Isaías, 2, 12, 16 menciona estos “barcos de Tarsis”.

También se menciona que la ciudad de Tarsis fue liberada del yugo de los fenicios cuando Sidon y Tiro fueron derrotados.

Hallazgos y excavaciones

Además de los tesoros y obras de arte mencionados anteriormente que dan testimonio del animado comercio con otras poblaciones del Mediterráneo, los hallazgos más importantes de los Tartessos son:

  • Justo en el centro de Huelva se encuentra el cerro llamado “El Cabezo de San Pedro”, donde se han encontrado un muro del siglo IX a. C. y cerámica del mismo período con escritos de los Tartessos. También se han encontrado estelas con escritos tartésicos en Andalucía, Extremadura y en el Algarve portugués.
  • Las ruinas de “Tejada la Vieja” en el pueblo Escacena del Campo (Huelva): esta ciudad estuvo habitada entre los siglos VIII y IV a. C. y estaba ubicada en la ruta de transporte desde las minas de Río Tinto hasta los puertos en la desembocadura del río Guadalquivir , en las orillas de un lago llamado “Ligustino” por los romanos. Hoy ya no hay más lago que las marismas de Doñana. Los restos o las paredes de la ciudad y de las casas están relativamente bien conservados.
  • En la “Necrópolis de La Joya” en Huelva, del siglo VI al VIII a. C., se han encontrado tumbas tartessianas y objetos funerarios principalmente de bronce: partes de carruajes de caballos, un brasero, un anillo, frascos, urnas y tazas.

One Response to Los territorios de la Península Ibérica donde habitaron los Tartessos y un poco de su historia

  1. jomule dice:

    Muy interesante y exhaustivo. Felicidades por el post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: