Cuando Dionisio, el dios griego de la fertilidad, aprendía a beber buen vino por las bodegas de Israel

Como amante del buen vino, he de reconocer que me impresionó la noticia acerca de que unos arqueólogos habían descubierto  una bodega en Israel que bien podría ser la bodega Jezreel de la que se habla en la Biblia.

Según un excelente artículo de Rosella Tercatin que publicaba el diario jerusalmi “The Jerusalem Post”, la bodega se descubrió por primera vez en 2013 y se expuso en varias temporadas de excavaciones en los años siguientes. Además, la bodega contaba con acogedores espacios tallados en la roca que, al tiempo que conservaban y envejecían el vino, hacían las delicias de quienes degustaban aquel delicioso y estimulante néctar de la uva entre las sombras iluminadas por lámparas de aceite.

Mosaicos como éste de Beit Shean pueden proporcionar información sobre la vinificación en la antigüedad.

(Crédito de la foto: Dani Kronenberg / The Israel Antiquities Authority)

En los libros bíblicos conocidos como el Libro de los Reyes I y II, la bodega de Jezreel es el escenario de algunos de los episodios más horripilantes de avaricia, violencia, pecado y retribución divina. Los investigadores han identificado elementos que confirman que la excavación realizada en el norte de Israel es compatible con la narrativa bíblica, según un artículo publicado en el último número del Journal of Eastern Mediterranean Archaeology and Heritage Studies.

La bodega se descubrió por primera vez en 2013 y se expuso en varias temporadas de excavaciones en los años siguientes. Presenta varias instalaciones talladas en la roca madre.

“Nabot el Jezreelita era dueño de una viña en Jezreel, contigua al palacio del rey Acab de Samaria. Acab le dijo a Nabot: “Dame tu viña, para que pueda tenerla como un huerto, ya que está justo al lado de mi palacio. Te daré una mejor viña a cambio; o, si lo prefieres, te pagaré el precio en dinero”. Pero Nabot respondió: “¡Que el Señor no permita que le entregue lo que heredé de mis padres!”“, Reyes I 1: 4 (traducción Sefaria.org).

La propia autora principal del estudio, la Dra. Norma Franklin del Instituto Zinman de Arqueología de la Universidad de Haifa, declaró al diario The Jerusalem Post que actualmente es imposible fechar con certeza los restos de la antigua bodega que se descubrió cerca de Jezreel, un asentamiento que ha estado continuamente habitado durante miles de años.

Sin embargo, existen diferentes factores que respaldan la idea de que haya habido o no, un hombre llamado Nabot, quien sea el autor de la historia debe haber sido consciente de la existencia de esa bodega, la única en el área compatible, manifestó la Dra. Franklin.

“Con este tipo de estructuras, podemos evaluar cuándo fue la última vez que se usaron, en este caso bastante tarde, alrededor del siglo I d. C., pero no cuándo se construyeron”, dijo Franklin. “Los acontecimientos que se describen en la Biblia generalmente se consideran que ocurrieron alrededor del siglo IX a.C. Es posible que la bodega ya existiera para entonces, pero es difícil de decir.

Sin embargo, algunos estudiosos creen que la historia fue escrita más tarde, alrededor del siglo VI a.C., que es cuando podemos afirmar con certeza que la bodega ya estaba en funcionamiento. De todos modos, no hay forma de saber si lo que se narra en la Biblia sucedió exactamente según se relata, o si bien lo que se narra debe haber existido”.

Hasta la fecha, los investigadores han comparado la tipología de las instalaciones de las bodegas vinícolas con otras similares de la región a través de diferentes períodos de tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: