¿Qué relación existía entre los fenicios y los cartagineses?

El poderío marítimo comercial de Fenicia

A comienzos de la Edad de Hierro, hacia el año 1200 a.C., las ciudades-estado de los fenicios eran las seis siguientes: Tiro, Sidón, Biblos, Aradus, Beirut y Tripoli. Por entonces, el comercio marítimo activó la integración económica, social y cultural de la cuenca del Mediterráneo.

A principios del primer milenio antes de Cristo, los fenicios establecieron puertos, bases, almacenes y emporios, hasta en el sur del Mar Negro y a través de toda la cuenca del Mediterráneo y más allá de las Columnas de Hércules como los griegos más tarde denominarían al estrecho de Gibraltar, si bien, originalmente, Hércules fue una deidad fenicia.

Sin embargo, Inicialmente, se establecieron estaciones comerciales en ubicaciones geográficas y económicas estratégicas. Liderados por la ciudad Tiro, situada en el sur de Fenicia, los fenicios se establecieron colonias territoriales en Chipre, Cerdeña e Iberia, ricas en minerales, en las Islas Baleares, Sicilia, Malta y en el norte de África, rico en agricultura (primero en Utica y más tarde en Cartago). También se descubrieron las costas atlánticas de África y Europa, y, tal vez, las Islas Canarias (visibles desde la costa) y las Islas Británicas.

Para el año 1200 a. C., los fenicios estaban construyendo grandes barcos mercantes. En la historia marítima mundial, los fenicios tiene el honor de ser los primeros marinos de verdad. Ello inventaron el arte del pilotaje, el cabotaje y la navegación y los arquitectos del primer barco con quilla, construido con tablones y capaz de transportar una carga de peso muerto y ser navegado y pilotado siguiendo un determinado rumbo.

Sur barcos podían navegar contra el viento. Diseñaron las ánforas de transporte que se estandarizaron en volumen. Inventaron la navegación estelar, apoyándose en la Estrella del Norte o estrella Polar, a la que los griegos posteriores llamaron la Estrella Fenicia. Ello permitió navegar de noche en distancias más cortas, por rutas de mar abierto. Aparentemente inventaron la rosa de los vientos del Mediterráneo y el nido del cuervo donde se situaba el vigía sobre el mástil.

Elaboraron y desarrollaron la primera evidencia de la ley marítima y el arte de la cartografía. Construyeron puertos artificiales que se autolimpiaban como los de Sidon, Tire, Atlit y Acrey y construyeron fortalezas navales la revolucionaria bireme o galera de guerra de dos pisos.

Un comercio basado en la industria

La industria fue otra clave para el éxito de la red mercantil. Se produjeron bienes de lujo y productos útiles pero comunes. Los fenicios fueron pioneros en la producción en masa. Su región, por ejemplo, surgió como el principal productor de vidrio, que ahora incluía vidrio transparente. Los artículos terminados, como frascos y cuentas, se enviaron por miles a través del Mediterráneo. En España, introdujeron la cerámica giratoria (platos, vasos, cazuelas, etc., y la produjeron en grandes cantidades. Los cartagineses también produjeron flotas de barcos y todas las piezas fueron etiquetadas con el alfabeto fenicio.

Su producto más famoso, el costoso tinte púrpura de Tiria y Sidonia, se exportó en polvo o como tela teñida, especialmente lana. Los griegos atribuyeron el nombre étnico de fenicios (derivado de la palabra phoinos, que significa rojo) probablemente debido a su tela roja a violeta y por eso llamaron así a los fenicios. En cambio, los fenicios se llamaban si mismos “Canaim”, que en proto-hebreo se entiende perfectamente porque significa mercader o comerciante. En hebreo el verbo “Licnot” significa comprar.

A su vez, y como es bien sabido, la púrpura real de las antiguas monarquías, como en Roma, se convirtió en el estándar occidental de adorno imperial. Las obras de arte de las ciudades fenicias eran famosas en la antigüedad y los expertos lo respetan cada vez más.

Además de textiles finos y cristalería, otras producciones importantes fueron la carpintería con costuras de mortaja y espiga; trabajo de marfil, a menudo incrustado en muebles; carpintería metálica, incluidos copas y cuencos de bronce, plata y oro; y joyería: perfeccionadas fueron las técnicas de filigrana, granulación, repujado y láminas de oro del Cercano Oriente (el grabado en relieve pertenece a los cuencos). Para el año 1000 a.C., la fundición y el trabajo del hierro fueron artes dominadas por la industria artesanal fenicia.

Como comerciantes del mar de Occidente, los fenicios trajeron la astronomía mesopotámica, los sistemas de pesas y medidas, así junto con su propio alfabeto fenicio que ha dado origen al abecedario moderno, aportaron un código fonético (no un sistema pictográfico) para construir palabras.

Este sistema de escritura simplificado no requería escribas profesionales como en Egipto o Mesopotamia, y podía escribirse en una variedad de medios. El alfabeto igualitario era (y es) fácil de aprender, en secuencia fija. Fue muy útil para establecer una red de larga distancia de comercio que involucraba contratos, correspondencia y mantenimiento de registros.

La fundación de Cartago en el Mediterráneo occidental y su relación con los fenicios y, sobre todo, con la ciudad de Tiro

Cartago fue una colonia situada en el norte de África y a la que los fenicios denominaron como Kart-Hadasht que en proto-hebreo o fenicio significa la “Ciudad Nueva” (Kfar Hadash en hebreo). Fue fundada por los fenicios de la Ciudad de Tiro en el año 814 a.C.

Los fenicios eligieron Cartago porque se encontraba en el centro del norte de África, a poca distancia de Sicilia y la península italiana. Cuando los asirios y los persas conquistaron la patria original de los fenicios, Cartago se convirtió en un estado independiente y dejó de depender de Tiro.

Cartago creció hasta convertirse en una de las ciudades más poderosas del mundo antiguo, pero la ciudad fue destruida después de tres guerras brutales con la ciudad-estado italiana de Roma. Las guerras se conocían como Guerras Púnicas porque Punica era el nombre romano de Cartago.

La Armada romana sorprendió a la gente del comercio marítimo al ganar la primera guerra en 238 a. C. Los cartagineses adquirieron una nueva base en España desde la cual un gran líder militar llamado Aníbal dirigió un equipo de elefantes en el sur de Francia y en Italia.

Aníbal obtuvo algunas victorias iniciales, pero sus fuerzas fueron superadas en número, lo que permitió a Roma ganar la brutal guerra de quince años que terminó en 204 a. C.

Cartago perdió todo el poder político y militar al final de la Segunda Guerra Púnica, pero los romanos se mudaron medio siglo después para destruir lo que quedaba de la ciudad. El ejército romano no intentó derribar los muros que rodeaban Cartago, pero sí rodearon la ciudad y sitiaron a Cartago durante tres años.

Finalmente, en 146 a. C., los romanos rompieron las murallas de Cartago y fueron de casa en casa masacrando a los cartagineses. Los pocos sobrevivientes fueron vendidos como esclavos, y los romanos destruyeron Cartago y su puerto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: