¿Cómo se formaron los árboles que hay en la Tierra?

¿Cómo se formaron los árboles? ¿De dónde vienen los árboles? Son ambas excelentes preguntas que más de una vez nos hemos hecho todos. En principio, habría que decir que, actualmente, todos los árboles provienen de otros árboles. En efecto, cada árbol comienza como una semilla que la produce otra árbol que se convierte en una planta para luego pasar a ser un árbol cada vez más grande.

Así es como lo relata de manera muy sencilla para los niños, Greg Jordan, profesor asociado de la Universidad de Tasmania, y Matilda Brown, PhD de la Universidad de Tasmania, en su post: “Niños curiosos: ¿De dónde vienen los árboles?” que publica el Sitio “The Conversation”. Parte de lo que vienen a decir después lo explicaré más o menos a continuación:

“La semilla del árbol comienza a crecer después de que ésta se moja. Entonces, la semilla es como si reventara y de su interior surgiera la maravilla de la vida. De pronto, la semilla echa unas pequeñas raíces que se introducen en la tierra y surge un tallo con sus hojas que, con el tiempo, irá creciendo y hasta podría convertirse en un árbol. Los árboles producen semillas, que luego, a su vez, pueden convertirse en otros árboles. Sin embargo, cada semilla es diferente y no todas las semillas se convierten en árboles. Algunas semillas crecen para llegar a ser árboles y otras semillas crecen para llegar a ser otros tipos de plantas.”

“Esto se debe a que diferentes tipos de plantas también producen diferentes tipos de semillas. Las semillas de las margaritas solo pueden convertirse en margaritas  y las semillas de las hayas solo pueden crecer dando nuevas hayas que aunque nos las haya en Tasmania quedan muy bien porque aparecen en la foto de abajo. Se trata de un bosque de hayas de Baskonia Occidental, y es unos de los bosques más coloridos y maravillosos que existen en la naturaleza”.

“Todo esto se debe a un sorprendente compuesto químico llamado ADN. El ADN significa ácido desoxirribonucleico, pero todos lo llaman ADN. Este compuesto químico es como un conjunto de instrucciones que le dicen a la semilla cómo debe crecer y en qué tipo de planta se va convertir y así, siguiendo esas instrucciones, llegará a crecer y a convertirse en una replica del árbol que produjo la semilla.

Cada persona, cada planta y cada animal tiene su propio ADN que es algo diferente del ADN de cualquier otra planta o animal, respectivamente. Eso significa que el ADN le da a cada persona, a cada animal y a cada planta sus propias instrucciones especiales de crecimiento y desarrollo.

Cuando un árbol produce una semilla, hace algo realmente importante. Pone algo de ADN en la semilla. Ese ADN es casi lo mismo que el ADN de los árboles macho y hembra que produjeron y activaron la semilla. Ello significa que la semilla crecerá hasta formarse un árbol del mismo tipo que eran los árboles que fueron el árbol macho y el árbol hembra”

¿De dónde vinieron los primeros árboles?

“Cada planta tiene un ADN que varía ligeramente de la planta que produjo la semilla de la que surgió. Durante largos períodos de tiempo, las plantas y los animales pueden cambiar, evolucionar.

Esto podría suceder, por ejemplo, si una pequeña planta produjera semillas con un ADN que tuviera unas instrucciones para poder cultivar plantas más grandes. Entonces esas plantas más grandes crecerían bien y producirían más semillas. Algunas de estas semillas tendrían ADN con instrucciones para crecer y llegar a ser plantas aún más grandes. Esto sucede muchas veces y eventualmente pueden llegar a ser grandes árboles.

Las primeras plantas de la Tierra fueron pequeñas. Esto ocurrió hace mucho mucho tiempo. Se estima que fue hace unos 470 millones de años. Posteriormente, hace unos 350 millones de años, diferentes tipos de plantas pequeñas comenzaron a ser cada vez más grandes y algunas evolucionaron tanto que se convirtieron en árboles. Estos árboles hicieron posible que surgieran los primeros grandes bosques del mundo.

Desde entonces, muchos tipos diferentes de plantas se han convertido en árboles y algunos se han convertido en verdaderos gigantes. En la fotografía de abajo, vemos algunos árboles conocidos como las secuoias gigantes, los seres vivos más grandes de la Tierra. Es un tipo de árbol llamado conífera. ¡Mirad lo altos que son!”

En la fotografía de abajo, podemos observar un árbol que en realidad es un helecho arbóreo. La mayoría de los helechos son pequeños y son plantas, pero algunas plantas como este helecho evolucionaron hasta convertirse en árboles.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: