¿Para cuándo la reforma del sector de los medios de comunicación y la tutela al periodismo independiente que tanto contribuye a la mejora de la democracia, al uso de las libertades, a la equidad social, a la lucha contra la corrupción y el nepotismo?

31 enero, 2020

Bernie Sanders lo tiene claro. Si es elegido presidente de los Estados Unidos, algo que cada vez es más probable, piensa reformar el sector de los medios de comunicación y la tutelat al periodismo independiente que tanto contribuye a la mejora de la democracia, al uso de las libertades, a la equidad social, a la lucha contra la corrupción y el nepotismo. Sin embargo, los enemigos son muy ricos poderosos y tratarán por todos los medios de continuar con sus abusos y privilegios.

En este sentido, responder a esta pregunta es clave. ¿Por qué dos corporaciones de Silicon Valley, Facebook y Google, y como si fuera un oligopolio, controlan el 60% del mercado de publicidad digital y mantienen un control absoluto sobre los ingresos de publicidad de las organizaciones periodísticas?. ¿Cómo así tanta impunidad? ¿Dónde las leyes antitrust cuanto más se necesitan?

Los ataques actuales contra el periodismo estadounidense a manos de Wall Street, empresarios multimillonarios, Silicon Valley y Donald Trump se han convertido en una crisis y en una llamada de atención, en un aviso a navegantes para todo el mundo libre y, como reclama Bernie Sanders, no debemos esperar más y hemos de pasar a la acción.

En todo el mundo, existe un gran malestar a nivel ciudadano por el exceso de falsas noticias, de bulos y mentiras que circulan en las redes sociales y que realizan empresas especializas en programas y desarrollo de manipulaciones desde el sector digital. Es necesario acabar con esta situación cuanto antes porque ya es inaguantable y peligran nuestras libertades civiles y la propia democracia.

Por otro lado, es bien sabido que en muchos países desarrollados donde el periodismo veraz al servicio del ciudadano no está protegido, los conglomerados empresariales y los fondos buitres están comprando medios de comunicación que tienen problemas financieros, reduciendo sus redacciones para poder manipular mejor la información que llega al ciudadano.

Frente a la epidemia de bulos y rumores que como consecuencia del coronavirus estamos sufriendo, es obvio que si no impulsamos el periodismo ciudadano y de investigación que preste un servicio de información veraz a la comunidad, financiado mediante impuestos especiales a los oligopolios, no podremos fortalecer la democracia y ni garantizar la capacidad de crítica a los ciudadanos.

Es indudable que necesitamos más periodistas que contrarresten la desinformación y los Fake News y que informen e investiguen sobre la corrupción, los altos precios de los alquileres, la emergencia climática, la desigualdad socioeconómica, pero también es una constatación que los medios de comunicación locales son aniquilados impunemente.

La información veraz es clave para garantizar las libertades civiles y garantizar un buen nivel de calidad de nuestra democracia. Las instituciones que lo garantizan no constituyen un sector sujeto a las leyes de mercado porque seria como jugar con el alma de la democracia y ésta no tiene ningún precio.

Recomiendo leer este artículo escrito por el presunto candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos a quien deseo un éxito aplastante frente a Donal Trump.

https://www.eldiario.es/theguardian/quedarnos-sentados-multimillonarios-destruyan-periodismo_0_936156885.html

No podemos quedarnos sentados y permitir que los multimillonarios destruyan el periodismo