La obsolescencia de nuestros sistemas educativos

15 mayo, 2018

Tradicionalmente, la educación ha implicado la existencia de un proceso de aprendizaje por medio del cual se llega a un estado definitivo y final, en el que un individuo se llena de conocimientos y, por lo tanto, ya está educado.

Sin embargo, en un mundo donde el cambio se muestra tan acelerado, que conoce unos rápidos ciclos de perturbación que afectan a los diferentes sectores y donde la automatización aumenta más y más, ese estado final en el que el individuo debería estar educado ya no es algo significativo. Por el contrario, sí lo es el hecho de haya adquirido agilidad mental para el aprendizaje. Lo que significa dotarse de capacidad de aprender nuevos conocimientos, de adaptarse a ellos y de aplicarlos en ciclos rápidos.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios