El siglo XVI y el siglo XXI como paradigmas del fin de una era (II)

8 febrero, 2015

Por si fuera poco, en tiempos de Thomas More y al igual que nos ocurre ahora con los dirigentes políticos que tenemos, la incompetencia y la mediocridad que caracterizaban a los monarcas y los príncipes de sus época producía unos efectos tan nefastos y desastrosos en el gobierno de sus reinos que hasta los más tranquilos y confiados vasallos comenzaban a mostrarse temerosos de su suerte. Hoy en día, gracias a la extendida corrupción política, el sector financiero se ha hecho dueño de nuestro destino y es el que controla el poder. Los diferentes dirigentes políticos están al servicio de los bancos que prestan dinero que no tienen pues están terriblemente apalancados, mientras que sus quiebras y desajustes se financian con el dinero público, lo que empobrece a las clases medias y coloca las capas sociales menos favorecidas económicamente, en situación de extrema pobreza.

Leer el resto de esta entrada »