El fin de la era de los combustibles fósiles cada vez está más cerca

Recientente, un grupo de investigadores de la Universidad de California Riverside, UCR, ha desarrollado un revolucionario supercondensador que puede incrementar enormemente la viabilidad de los coches eléctricos, al convertirlos en vehículos tan autónomos como los de gasolina o de gasóleo. Lo mismo pasaría con los sistemas de almacenamiento de energía —tan vital como ello es para las energías renovables— y los sistemas de transferencia de potencia. De este modo, ya no sería necesario recurrir a los combustibles fósiles para satisfacer las múltiples y crecientes demandas de energía. El auge de las energías renovables y del coche eléctrico es ya una crónica anunciada.

Schematic illustration of the preparation process of RGM nanostructure foam

El desarrollo realizado es un innovador dispositivo de óxido de rutenio a escala nanométrica incrustado en una arquitectura de espuma de grafeno que mejora el rendimiento de los supercondensadores. Se trata de un desarrollo que podría aportar una aceleración más rápida a los coches eléctricos, así como unas baterías de mayor duración para su uso el mercado de los dispositivos eléctricos portátiles.

Estos nuevas baterías se podrán cargar y descargar de un modo mucho más rápido —entre cien y mil veces más rápido— que las baterías convencionales. Su fabricación será relativamente sencilla y, además, con suma facilidad, se podrán integrar en los distintos aparatos electrónicos portátiles y, si fuera necesario, ello ayudará incluso a reducir el tamaño de teléfonos móviles y demás aparatos de alta tecnología.

Es un dispositivo que sirve para almacenamiento de energía como las baterías y las células de combustible, que trabaja de forma segura con electrolitos acuosos y suministra dos veces más energía y potencia en comparación con otros supercondensadores disponibles en el mercado hoy en día.

Supercapacitors-vs-batteries-chart

El electrodo de espuma se cicló con éxito durante más de 8.000 veces y no disminuyó el rendimiento del supercondensador. Estos dispositivos —también conocidos como ultracondensadores— no son nuevos en el mercado. El primer supercondensador fue patentado en 1957. Desde entonces se han creado diferentes tipos de supercondensadores pero este nuevo descubrimiento los ha mejorado tremendamente.

Los supercondensadores siempre han llamado una considerable atención debido a su ultra-alta velocidad de carga y descarga, su excelente estabilidad, su largo ciclo de vida y su elevada densidad de potencia pero esta vez se han batido todos los records.

Estas características son las deseables en muchas aplicaciones, incluyendo su empleo en los vehículos eléctricos y dispositivos electrónicos portátiles. Pero, además de altísima velocidad de carga y descarga y de su elevada densidad de potencia, el dispositivo de electrodo de espuma de grafeno diseñado también nos porporciona una técnica fácil y escalable, libre de aglutinantes, para la fabricación de electrodos de supercondensadores de alta energía.

Estas propiedades tan prometedoras implican que este diseño también será muy útil para las futuras aplicaciones de almacenamiento de energía y de este modo, poder aprovechar al máximo la electricida generada por las energías renovables. La nueva era de un modelo energético libre de emisiones de CO2 cada vez está próximo.¡Ojalá que ello contribuya a paliar los nocivos efectos esperados y debidos al Cambio Climático!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: