Se acelera la elevación del nivel de las aguas de los mares y océanos debido al Cambio Climático

La alarma la ha provocado uno de los mayores glaciares de la Antártida, conocido como el glaciar Pine Island, que ha entrado en un irreversible proceso de fusión de sus hielos. El problema que suscita este hecho es grave ya que, tan sólo el agua dulce que aportará a los mares este glaciar, contribuirá a la elevación del nivel de los océanos en un centímetro, durante los próximos veinte años. Lo grave es que lo mismo se está produciendo en otros glaciares, sobre todo de Groenlandia.

Un equipo internacional de investigadores comprobó que el glaciar Pine Island en la Antártida había ya iniciado una fase de retroceso auto-sostenido y que, de manera irreversible, continuará su declive.

Pine Island Glacier October 2013

Pine Island Glacier November 2013

Este equipo de investigadores midió los flujos de hielo y realizó numerosas observaciones sobre el terreno, a fin de determinar con precisión cómo van a cambiar los flujos de hielo del glaciar durante los próximos años.

En el glaciar Pine Island se ha comprobado que no sólo está fluyendo más hielo del glaciar hacia el océano, sino que también fluye de manera más rápida a través de la línea de conexión a tierra que nos fija el límite entre el hielo sobre tierra y el hielo flotante.

Los glaciólogos encontraron que la línea de conexión a tierra de este glaciar ya ha retrocedido hasta diez kilómetros, en lo que va de este siglo y, en pocos años, el retroceso alcanzará los 40 kilómetros.

En estos últimos años, el glaciar ha perdido unos 20.000 millones de toneladas de hielo al año, pero los científicos consideran que esta pérdida de hielo llegará a alcanzar los 100.000 millones de toneladas al año, en las próximas décadas.

El glaciar Pine Island representa aproximadamente una cuarta parte de la masa de hielo fundido total procedente de la Antártida Occidental. Como dato adelantaré que, si toda la capa de hielo que cubre la Antártida Occidental se fundiera, podría causar que el nivel del mar se elevara más de tres metros. Pero si toda la capa de hielo que cubre la Antártida entera, que representa un área más grande que Estados Unidos, y que contiene nueve décimas partes del hielo de la Tierra, se derritiera, como está pasando debido al Cambio Climático, entonces, el nivel de las aguas de los mares y de los océanos se elevaría en más 70 metros.

Esta mayor comprensión de cómo el Cambio Climático está afectando a que los glaciares de la Antártida se derritan y, por lo tanto, a que se eleve el nivel del mar es lo que hace que sea todavía más irracional y suicida el consumo de combustibles fósiles.

Según las últimas investigaciones, hasta ahora, el hielo de la Antártida que se ha derretido ha contribuido a que el nivel del mar haya aumentado a razón de 0,2 milímetros al año, durante las últimas dos décadas. Por su parte, la capa de hielo que cubre la isla de Groenlandia, en el Océano Ártico, en su deshielo, ha creado otro de los principales contribuyentes a la subida global del nivel de las aguas del mar, en los últimos 20 años. En la actualidad, en esta isla también se está conociendo un proceso de aceleración del deshielo.

Pero lo peor está ocurriendo en la zona noroccidental de Groenlandia. En efecto, la capa de hielo del noreste de Groenlandia, que había permanecido estable desde al menos el último cuarto del siglo XX, se está reduciendo a un ritmo acelerado. Desde comienzos de este siglo, y debido al Cambio Climático, se pierden más de 10.000 millones de toneladas de hielo al año que se funden y las aguas dulces resultantes se vierten al Océano Ártico, lo que está causando un impacto nada despreciable sobre la subida global del nivel de las aguas de los mares. Actualmente, su aportación a la subida del nivel del mar es de 0,5 milímetros al año.

En suma, podemos constatar que las aguas de los mares y los océanos no sólo están elevándose, a razón de 3,2 milímetros al año, sino que este ritmo será incluso bastante mayor en el futuro. En dos décadas, el nivel de las aguas de los mares y de los océanos que bañan nuestras costas es muy probable que se eleve en más de 40 centímetros. Lo que afectará a la inmensa mayoría de la ciudades costeras a las que podría someter a violentas y devastadoras tormentas que, con sus tremendas y enfurecidas olas, golpearían y destrozarían sus defensas costeras e inundarían sus calles y arrasarían las casas junto al mar, de manera repetida y a lo largo de todo el año; especialmente, en invierno. Me figuro que la historia juzgará a las generaciones actuales como unas de las más estúpidas e irresponsables que la humanidad ha conocido. ¡Y tendrá toda la razón!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: