La revolución agrícola sostenible

La población mundial sigue en aumento y los recursos naturales con los que contamos para satisfacer las necesidades de alimentos cada vez son menos. Por mucho que les duela a muchos pseudo-ecologistas trasnochados e interesados, la agricultura convencional no alcanza para proporcionar alimentos para las 9.000 millones de personas que habitarán nuestro planeta en las próximas décadas. Necesitamos cuanto antes la revolución agrícola sostenible, de manera que la producción de alimentos respete las leyes de la naturaleza y éstos lleguen para todos, a precios asequibles.

Agricultura israel 3

Se necesita toda una revolución agrícola para poder satisfacer las necesidades alimenticias y esa revolución sólo puede liderarla un país. Israel tiene el suficiente conocimiento tecnológico y la necesaria capacidad de innovación, tanto en materia de agricultura como en alta tecnología, como para que se haya convertido en nuestra gran esperanza.

En efecto, Israel tiene más de cien años de experiencia sorteando problemas y dificultades agrícolas, tales como el calor y la sequía de sus cada vez menos desiertos, pues muchos de ellos se han convertido en vergeles. También es un país conocido por sus espectaculares avances científicos e innovaciones tecnológicas y por la gran voluntad que como país tiene para poner en práctica sus propios inventos basados en la utilidad y en la eficiencia, valores primordiales de la sostenibilidad.

La síntesis de estas dos grandes cualidades de Israel ha hecho posible que las innovaciones científicas y las técnicas avanzadas agro-ganaderas se hayan combinado, de manera sinérgica, para crear un nuevo mundo alimenticio en base a la agricultura de alta tecnología. Es así como Israel, de ser casi un entero desierto, ha conseguido ser autosuficiente en materia alimenticia.

Cada vez con más frecuencia, tanto en Israel como en otros países, los cultivos ya no se realizan en campos abiertos y tampoco se utiliza agua de lluvia como fuente principal de irrigación, en gran medida, porque apenas llueve y, por ello, se tiene que reciclar el agua en porcentajes superiores al 75%.

Agricultura israel 2

Hoy en día, los tomates y pimientos casi no se cultivan en tierra, en cambio son regados y fertilizados mediante sistemas de riego por goteo y, en viveros informatizados o computarizados. Las innovaciones agrícolas presentan una alternativa natural para el uso de pesticidas y un programa informático que puede analizar en muy poco tiempo las semillas y con ello optimizar la producción de las cosechas.

Las empresas israelíes que presentan exitosas innovaciones agrícolas parten de lo que representa el desarrollo científico y tecnológico desde la demanda. Sus innovaciones responden a las necesidades que presenta el sector. Por eso, abordan con mayor éxito los problemas a los que se enfrenta el sector agrícola, haciendo posible que una buena idea, pueda también llegar a ser viable, y así garantizar su éxito.

La financiación de estas innovaciones, tanto a corto como a largo plazo, suele ser uno de los grandes escollos con los se tropiezan los emprendedores y los innovadores. Las actividades agrícolas de alta tecnología como las start up forman parte del Programa de Incubadoras Tecnológicas que apoya el Gobierno israelí.

Y lo hace arriesgando. El Gobierno israelí asume la mayor parte del riesgo, apoyando la materialización de aquellas ideas tecnológicas innovadoras que puedan presentar mayor riesgo para los inversionistas privados. Así se crean las start up del sector agro-ganadero. Después de que la start up ha pasado con éxito el periodo de incubación, las inversiones privadas deberían operar exitosamente por cuenta propia.

De este modo, los inversionistas privados saben que si el proyecto fracasa, ellos pierden. Pero sólo pierden la mitad, aunque si ganan, lo hacen el doble porque el gobierno les vende sus derechos al precio inicial. En Israel, el índice de mortandad de las start up de hi-tech apenas supera el 15%, mientras que en la mayoría de los países desarrollados suele ser a la inversa.

La dureza y rigidez del clima seco y caluroso que soporta Israel han hecho que sus explotaciones agrícolas constantemente hayan tenido que hacer de la necesidad virtud. Muchos “Kibutzim” o explotaciones cooperativas agrícolas lo han hecho aprendiendo de las plantas del desierto. Todo es y ha sido cuestión de supervivencia.

Así, y durante algún tiempo, los plaguicidas químicos convencionales se volvieron cada vez más ineficaces, sobre todo cuando se utilizaba en cultivos de hortalizas. Como resultado de ello, la exportación de hortalizas de Israel sufrió mucho a causa de las plagas, como trips, moscas blancas y ácaros de araña roja, que desarrollaron una gran resistencia a los pesticidas químicos.

La naturaleza y su capacidad de respuesta es más sabia que lo que nos pensamos y los investigadores israelíes lo saben. De este modo, encontraron que las plagas no atacaban a ciertas plantas que crecen en el desierto de Judea. Hoy en día, en Israel se utilizan extractos de dichas plantas para enmascarar el olor de las plantas contra las plagas.

El producto se rocía sobre una malla de invernadero, cambiando el olor y haciendo el cultivo sea “invisible” para las plagas. De este modo, y como no se rocía directamente sobre los cultivos, tampoco se produce ningún efecto que sea nocivo para las propias plantas.



Agricultura israel 1

En Israel y como ya hemos dicho antes, también se han optimizado tremedamente los cultivos mejorando la calidad de las semillas que se siembran. Surgió el problema de la selección rápida de las semilas de siembra y los avances científicos permitieron crear un software para analizar las semillas.

En muchos países del mundo —que serán muchos más debido a los impactos negativos del Cambio Climático— la escasez de agua es un reto para las empresas suministradoras de semillas, pues se necesitan cada vez más semillas con un alto nivel de eficiencia, sobre todo en lo referente al consumo de agua.

En la fase de mejora del rendimiento de la producción agrícola, el proceso de selección de aquellas semillas con características deseables para un óptimo crecimiento de las plantas, en condiciones adversas, consume mucho tiempo y recursos.

El profesor Menachem Moshelion de la Universidad Hebrea de Jerusalén y el ingeniero Roni Wallach crearon un software inteligente que permite analizar las semillas y generar los resultados de manera inmediata. De este modo, un trabajo consistente en la selección de semillas, y que podía tomar unos cuantos meses, se realiza en unas pocas semanas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: