La Prospectiva Estratégica como herramienta para garantizar la supervivencia de las empresas en la crisis

Debido a la larga duración de la crisis, cada vez somos más conscientes de que las transformaciones, que se están produciendo en nuestras sociedades, afectan cada vez más, no sólo al funcionamiento de nuestras empresas e instituciones, sino también a sus resultados sociales y económicos y a su propia supervivencia.

El ritmo y alcance del deterioro de las actividades económicas es cada vez mayor, por lo que se impone utilizar la Prospectiva-Estratégica como herramienta adecuada para la dirección y gestión de las empresas en tiempos de crisis. También es una metodología que permite plantear con garantías de éxito la estrategia en los tiempos venideros y lograr, a su vez, la competitividad estratégica de las empresas que garanticen una salida reforzada de la actual crisis, en clave de sostenibilidad.

No todo vale

Deberíamos recordar que los factores más estratégicos que influyen en el futuro de las actividades económicas son tanto de índole interna como externa a las empresas, por lo que sería conveniente definir, sin pelos en la lengua, la cruda realidad de lo que está pasando y preparar las respuestas con anticipación a que los peores hechos ocurran. Lo peor en esta Tercera Depresión Económica está por venir y se esperan momentos de ruptura, de caos o de crack generalizado.

Pero, en el idioma chino, la palabra crisis se escribe utilizando dos signos jeroglíficos, ‘wei-chi’. El primero de estos signos, ‘wei’, utilizado aisladamente, significa ‘peligro’ y el segundo signo, ‘chi’, significa ‘oportunidad’. Esto nos viene a decir que las crisis también pueden convertir una amenaza en una oportunidad, obviamente, si uno se prepara a tiempo y camina en la dirección correcta.

Cuando se sufre una fuerte crisis, como la que estamos conociendo, es el momento en el cual podemos abandonar antiguas inercias y lastres que no nos conducen más que al fracaso y coger otros caminos, nuevos rumbos que nos coloquen en una posición más ventajosa.

También son los momentos que ponen a prueba la capacidad de reacción y respuesta de los hombres y mujeres responsables de la toma de decisiones en las empresas y de la sociedad en su conjunto, que sufre y espera que sus líderes resuelvan la grave situación en la que estamos inmersos.

Desde la Prospectiva entendemos que la crisis viene como consecuencia de las diferencias existentes entre la situación actual y la situación deseable. Cada situación requiere unas reglas de juego diferentes. En la situación actual, algunos actores, como es el sector financiero, se muestran empecinados en que las reglas de juego existentes no varíen y así poder seguir controlando el sistema, aun a pesar de que éste vaya agonizando.

Otros en cambio, los que representan a las ideas portadoras de futuro desean, vivamente y cuanto antes, que estas reglas del juego se modifiquen. Así pues, en la medida que permanezcan en uso las reglas de juego del pasado es bien seguro que la crisis actual, lejos se superarse, se agravará.

Hoy en día, observando la situación que padece nuestra economía nos encontramos con un mundo inmerso en mutaciones y cada vez más desregulado y turbulento. Las teorías económicas y las propias técnicas de previsión han entrado en profunda crisis, mostrándose muchas veces inoperantes, al tiempo que los niveles de riesgo e incertidumbre aumentan, se deterioran los niveles de bienestar y se desestabilizan los mercados.

Las empresas e instituciones necesitan anticiparse a los hechos, necesitan poder tomar decisiones acertadas en las noches de peor visibilidad y tratar de evitar que los grandes focos de la actualidad les deslumbren y les impidan ver los bosques de problemas que se esconden en las sombras.

Por otra parte, es en momentos de crisis aguda es cuando más se requiere el concurso y la participación de la propia sociedad civil para acabar con el poder de clase política corrupta, secuestrada por empresas de servicios públicos como el gas, la electricidad, las gasolinas, la telefonía, etc., y las entidades financieras, e imponga una sistema político radical al servicio de los ciudadanos y no de la empresas que viven abusivamente de su condición de oligopolistas. Un sistema político más en consonancia con la profundización de la democracia, con la satisfacción de las necesidades socio-económicas y con la capacidad de respuesta suficiente como para poder hacer frente con éxito a los retos de futuro.

En consecuencia, resulta vital que la sociedad civil, en general, y sus hombres y mujeres emprendedores, en particular, den un gran impulso a su capacidad de construir futuro. En realidad, no existe ante nosotros un futuro único, sino un abanico de futuros posibles que evolucionan al ritmo de los tiempos, en función de lo que hagamos y de lo que contribuyamos a la generación de empleo y riqueza. Por ello, los países que no diferencian, a la hora de los recortes, el grano que va a la siembra del grano que va al molino, están condenados al fracaso.

El futuro es múltiple, no así el pasado y el presente. Un futuro compartido y deseado debería convertirse en la razón de ser de nuestras acciones en el presente, ya que, dependiendo de lo que decidamos hacer hoy y de la estrategia que adoptemos, será como alcanzaremos un futuro u otro. Seguir haciendo más de lo mismo, esperando infantilmente a que pase la crisis, es la mejor manera de que vayan quebrando las empresas. Desgraciadamente, conocemos muchos ejemplos de empresas que quebraron por dicho motivo y seguimos sin escarmentar de ello. Competitividad estratégica, innovación y sostenibilidad son las conceptos clave.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: