La importante apuesta de Tel Aviv por el autobús eléctrico

Hace menos de un mes, el primer autobús eléctrico de Israel comenzó ya a operar en Tel Aviv por la línea nº 5 que va desde la estación central de autobuses en la calle Levinsky a la estación de tren en Arlozorov. Es un autobús que funciona sólo con electricidad; nada de gasoil o gasolina y está fabricado por la empresa china BYD. Es mucho menos ruidoso —más bien es un transporte silencioso— que los autobuses que llevan motor diesel y, por supuesto, no lanza, como los otros, emisiones de gases a la atmósfera, por lo que no contamina el medio ambiente, ni tampoco contribuye al calentamiento global.

BYD-Electric-Bus-Israel

La compañía de autobuses ‘Dan’, de Tel Aviv, declaró que, en los próximos años, esta empresa de transporte trabajará con una flota de más de 200 autobuses eléctricos. Para ello, en los próximos cinco años Dan, invertirá 85 millones de euros en autobuses eléctricos. La compañía Dan pretende así reconvertir su flota de autobuses, de modo que, en poco tiempo, una cuarta parte de su flota sean autobuses eléctricos.

El precio del autobús eléctrico será el doble de lo que cuesta un autobús de gasoil pero el coste de la energía gastada por kilómetro recorrido es un tercio más barato que el coste del autobús con motor diesel. Además, el coste de mantenimiento de los autobuses eléctricos es un 25% menor que el coste de mantenimiento de los autobuses de motor diesel. De este modo, el autobús eléctrico resulta significativamente más económico ya que se amortiza mucho antes que el autobús con motor diesel. Sus ventajas ambientales son también considerables por lo que, a nivel de Israel, se espera un fuerte desarrollo de este tipo de autobuses de transporte.

El modelo utilizado en Tel Aviv ha sido fabricado por la empresa china BYD. La recarga se realiza mediante la conexión de las baterías a un cargador especial suministrado por BYD. Un centenar de kilovatios de electricidad son suficientes para alimentar la tracción del autobús que puede circular a más de 100 kilómetros. El ciclo de recarga completa dura cuatro o seis horas y se realiza en los garajes de la empresa de autobuses urbanos.

El autobús eléctrico BYD, de 12 metros de largo, es capaz de recorrer 250 kilometros con una sola carga y en condiciones urbanas. Este hecho permite que el autobus pueda circular todo un turno entero, en la mayoría de las rutas de las líneas de Dan. El autobús eléctrico BYD incorpora muchas tecnologías punta a nivel mundial. La batería de hierro-fosfato instalada en el autobús eléctrico BYD cuenta con la más alta seguridad, su vida útil es larga y sus compuestos químicos recargables son respetuosos con el medio ambiente —las baterías no contienen metales pesados o electrolitos tóxicos.

El eje motriz trasero instalado en el autobús eléctrico BYD es una de las principales innovaciones tecnológicas de los autobuses eléctricos de BYD. El sistema de eje de transmisión trasero integra el accionamiento del cubo de rueda y el uso de tecnologías de frenado regenerativo. El sistema de carga de corriente alterna utiliza una tecnología propia que recientemente ha sido desarrollada por BYD para sus vehículos eléctricos. Dado que el sistema de carga es de corriente alterna, éste permite una conexión directa a la red. Por consiguiente, no sólo desde la red eléctrica se pueden cargar las baterías, de igual modo se puede transmitir electricidad a la red desde las baterías.

La empresa china BYD (siglas de “Build Your Dreams” (Construye tus sueños)) se ha convertido en un competidor importante en el recién creado mercado de los autobuses eléctricos. Sus autobuses están desplegados por una serie de ciudades de China, Europa, América del Norte (en especial, Estados Unidos) y América del Sur. El inversionista Warren Buffet es el propietario del 10% de la compañía. De acuerdo con BYD, el kilometraje acumulado logrado para sus autobuses eléctricos, a finales de Julio de 2012, llegó a ser más de 8,23 millones de kilómetros.

Inside electric bus in Tel Aviv

Los autobuses de la marca BYD están siendo importados a Israel por la empresa Clal Motors. El autobús eléctrico de BYD es la solución perfecta para la ciudad de Tel Aviv. Es una solución que aporta una drástica reducción de las emisiones de gases contaminantes y de ruido, en beneficio de la ciudadanos de Tel Aviv. Este proyecto piloto permitirá a la empresa israelí, Dan, ser una de las pioneras a nivel mundial, en la nueva era emergente, en lo que se refiere al transporte público de cero emisiones.

Las implicaciones que está iniciativa tendrá para el impulso del transporte sostenible son muy grandes. De hecho, durante el próximo año, expertos en ahorro y eficiencia energética seguirán, muy de cerca, el rendimiento de los nuevos autobuses de Tel Aviv, a fin de determinar la conveniencia de ampliar esta iniciativa sostenible a todos los sistemas de transporte público de Israel.

La iniciativa de Tel Aviv con respecto al transporte sostenible no acaba aquí. De modo complementario, la ciudad israelí está buscando un innovador sistema de transporte público y masivo, que sea extremadamente futurista —se piensa hasta en las tecnologías de levitación magnética— de manera que le permita aliviar a la ciudad de Tel Aviv de sus problemas de transporte público, pero este tema será objeto de otro post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: